crisis forense
Fotografía: Fátima Aguilar/Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Tras confirmar que hubo un mal manejo de cuerpos sin identificar en el Servicio Médico Forense (Semefo) y anunciar el inicio de una investigación interna, las familias exigieron una vez más al gobierno estatal que destine mayor personal para garantizar un trato digno a estas víctimas.

Claudia, integrante del colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos (FUNDEJ) que mantiene un módulo de información fuera de estas instalaciones, aseguró que desde hace tiempo conocen esta saturación, que no tienen capacidad para hacer confrontas, de la falta de equipo y personal.

Sin embargo, la evidencia mostrada en varios medios de comunicación de cómo colocan los cuerpos en el suelo y sin refrigeración, así como el resguardo de restos humanos en cajas de plástico, las indigna.

“Es indignante para nosotras, saber que a la mejor ahí está mi hija y que esté así en el piso, o sea, no la encuentro, mi niña aparte estaba embarazada, cuando se la llevaron y ahora de que pasó eso en las redes sociales de cómo están los cuerpos, todas estamos muy indignadas y es lo que pedimos al gobernador, que nos ayude, que de por sí pasamos por el dolor de que están hechos pedazos y todavía ver cómo los tratan”.

Esa incapacidad en el Semefo, dice Claudia, provoca la revictimización de las familias porque al menos entre el colectivo hay mamás que ya identificaron a sus hijos desde hace dos años, pero la falta de una pieza anatómica les impide que se los entreguen.

“Es un calvario y una muerte en vida porque ya sabes que tu hijo está ahí y no lo puedes recoger, no te lo dan. Lo que pedimos al gobernador es que nos ayude, a que haya más doctores, más máquinas para agilizar pronto esto porque lamentablemente con tantas fosas que han encontrado está lleno. Ahora lo del tema de las cajas sí nos indigna mucho porque ya sabes que tu hijo está ahí y que lo traten peor que un perro, parecen pollitos en cajas de plástico, están los cuerpos en los pasillos y no hacen nada”.

Afuera de las instalaciones del Semefo permanecen familias en espera de informes o con la esperanza de que por fin les entreguen a sus desaparecidos. Claudia manifestó que en este módulo de información todos los días ven como se incrementan las personas que llegan desorientadas para comenzar con el proceso de reconocer a un familiar.

Fatima Aguilar