Fotografía: EFE/ Isaac Esquivel.
Guadalajara, Jalisco.

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hacía la declaración de que el COVID-19 era una pandemia.

A dos años de distancia, el mundo registra más de seis millones de víctimas mortales, pero hay otra cifra que también se mide en salud en casos de catástrofes o en pandemia: el exceso de mortalidad, que toma en cuenta todas las pérdidas humanas por todas las causas.

Un estudio publicado en la revista The Lancet, coordinado por el Instituto de Métricas y Evaluaciones Sanitarias de la Universidad de Washington, señala que es posible que este exceso de mortalidad es de 18.2 millones de muertos en todo el mundo: tres veces más la cifra oficial.

Por país, el mayor número de muertes en exceso fueron en:

  • India—> 4.1 millones
  • Estados Unidos—> 1.1 millones
  • Rusia—> 1.1 millones
  • México—> 798 mil
  • Brasil—> 792 mil

Si los cuentan por tasa, Rusia queda a la cabeza con 375 muertes por cada 100 mil habitantes y le sigue México, con 325 por cada 100 mil. Entonces, la República Mexicana rebasaría a Brasil y Estados Unidos, que tienen 187 y 179 muertes por cada 100 mil habitantes.

El director del Instituto de Métricas y Evaluaciones Sanitarias, Christopher Murray, destacó los países más afectados.

“Vemos un patrón donde los países con la mayor cantidad de muertes son India, y luego Estados Unidos y la Federación Rusa; otros lugares con una gran cantidad de muertes incluyen Brasil, México y ahora Indonesia, y esa es una combinación de gran tamaño de la población, pero también la naturaleza global de la muerte por COVID-19”.

Los investigadores del IHME construyeron un modelo estadístico que predijo la tasa de exceso de mortalidad donde no se disponía de datos de mortalidad por todas las causas.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here