Vecinos del Nixticuil
Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Luego de la resolución del Tribunal de Justicia Administrativa, que permitió la reanudación de obras en un fraccionamiento irregular aledaño al Área Natural Protegida del Bosque del Nixticuil, vecinos de la zona acudieron esta mañana al punto de la construcción para inconformarse ante esta determinación tomada por el magistrado, Alberto Barba Gómez.

Se trata del fraccionamiento El Dosel, un proyecto de 21 casas que no cuenta con ninguna licencia por parte del Ayuntamiento de Zapopan, y contra el cual los vecinos de Los Guayabos obtuvieron una suspensión federal en noviembre del año pasado.

María Elena Sánchez, presidenta de la asociación Amigos del Nixticuil, aseveró que la construcción viola los planes parciales por el número de casas que contempla, así como el decreto del Área Natural Protegida, por lo que analizan más acciones para frenarlo.

“De igual manera vamos a promover amparos colectivos y en lo individual para que la autoridad competente pare la obra porque ningún individuo está por encima de la ley, la constitución política vela por nuestros derechos, por lo tanto exigimos que paren esta construcción ahora mismo”.

Exigieron que el área jurídica del ayuntamiento también combata esta resolución del Tribunal Administrativo a fin de frenar nuevamente su construcción.

De acuerdo con Sergio Flores, vecino de Los Guayabos, desconocían la existencia de este juicio a nivel local y solo el lunes pasado se percataron de la reanudación de obras. Lamentó este tipo de decisiones que ponen en riesgo una zona de importancia ecológica para la ciudad.

“Principalmente porque está en el Área Natural Protegida, este es uno de los límites del polígono del área protegida, entonces se está construyendo dentro, y no solo eso, sino que el drenaje iría al sistema de cañadas que aquí vemos. Entonces esa es la razón, ya debemos de cambiar los modelos de urbanización”.

Fatima Aguilar