Fotografía: María Ramírez
Guadalajara, Jalisco.

Así suenan los reclamos de las personas que piden justicia al Gobierno de San Ignacio Cerro Gordo tras los seis casos de abuso sexual infantil ocurridos en la escuela rural José María Mercado ubicada en la comunidad Pastores, por parte del profesor del aula, el cual se encuentra desaparecido.

Desde el pasado 5 abril del 2022, dos madres de familia denunciaron los hechos ante el Ministerio Público en Arandas, pero no hay avances, es decir, después de dos meses las menores no han recibido atención psicológica, y apenas las autoridades comienzan a investigar el caso.

“Incluso burlonamente me decían que no había avances porque no hay resultados. Yo estuve en total desconocimiento de la carpeta dos meses hasta que me pareció muy extraño”.

La madre de la menor de ocho años, ha tenido que llevar a su hija a terapias particulares ante la falta de apoyo por parte del Estado.

“Me dolió muchísimo porque en el momento que me lo confesó, lo primero que me preguntó fue qué sino la iba a regañar. imagínate el miedo, ni siquiera me tenía la confianza para decirme lo que estaba pasando”.

También describió que su hija le dijo que el maestro las obligaba a sentarse en sus piernas mientras les tocaba sus partes íntimas. Situación por la cual la menor ya no quería llevar falda, ni asistir a la escuela.

“Antes de que pasara el incidente del abuso era alegre, extrovertida, sociable, después no quería salir de casa, no quería ir a clases”.

Actualmente hay cuatro declaraciones de las madres de familia, otras tres de las menores que son víctimas, pero sólo hay dos denuncias.

Por su parte la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) no ha tenido acercamiento con los familiares de las víctimas.

“De la Secretaría de Educación sólo recibí una llamada que me confirmaban que si podía cambiar a mi hija de escuela, eso es todo”.

En los últimos días se han denunciado otros seis casos de abuso sexual infantil a nivel preescolar y primaria, informó la síndico del Municipio Blanca Cecilia González.

“Hay una instancia que se llama SIPINA que es del DIF, donde nosotros hacemos que inmediatamente activen el protocolo. Hay una situación de abuso en tres instituciones más aquí en San Ignacio”.

Durante dos horas las personas exigieron al gobierno municipal y al Estado (SEJ) justicia para las menores.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here