Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Integrantes del PRI Jalisco presentaron los resultados de un Diagnóstico Educativo tras la pandemia de COVID-19, en el cual se revela que

más de 50 mil niñas, niños y adolescentes abandonaron la escuela en el Estado

Así como la eliminación de apoyos en educación frente al panorama complejo que dejó la pandemia.

La regidora de Guadalajara, Sofía García Mosqueda dio a conocer que de la población inscrita entre 2019 y 2020, 17 por ciento no concluyó el ciclo escolar porque no contaba con los medios para tomar clases de manera virtual, algo que también expuso la pandemia: la brecha digital que aún vive Jalisco.

Los resultados también demuestran que casi 29 por ciento del alumnado perdió contacto con sus maestros, 22 por ciento de los que no concluyeron el ciclo experimentó la pérdida de empleo de un miembro de su familia y 6.7 debieron salirse de la escuela para ayudar a solventar gastos. Respecto a las condiciones de infraestructura en los planteles, detalló que hubo abandono por parte del Ejecutivo.

“Después de la pandemia quedó en un abandono, en lugar de poner a alguien para que las cuidara, no les importó y ahora vamos a ver cómo quedaron y sabemos que no quedaron en las mejores condiciones. Las deficiencias en los centros educativos son muy variadas y en ocasiones son esenciales para el desarrollo de las y los educandos. Por ejemplo, hoy falta el mantenimiento a causa de los sismos de septiembre pasado en Jalisco, existen 38 escuelas dañadas en su infraestructura que deben dar clases en sedes alternas”.

Los números muestran que 22 por ciento de los planteles no tienen suministro regular de agua. Dos mil 492 operan sin sanitarios y en mil 943 no son funcionales.

La pandemia también

ocasionó dos años de aprendizajes perdidos y derivó en problemas socioemocionales como depresión y ansiedad.

Siete de cada 10 estudiantes presentan síntomas de estos trastornos, según este diagnóstico.

Los priistas reclamaron que pese a este panorama no hay dinero etiquetado para combatir la deserción escolar, y al contrario, se tomaron decisiones arbitrarias como desaparecer las escuelas de tiempo completo y las estancias infantiles. La diputada local, Hortensia Noroña advirtió que estarán muy al pendiente del proyecto de Presupuesto de Egresos para 2023 para exigir que este tema tenga la suficiencia presupuestal y también la recién aprobada Ley de Salud Mental que obliga a contar con especialistas en los planteles.

“Esperaremos y estaremos muy al pendiente para que en el presupuesto y en el paquete económico que el día de hoy se debe estar presentando al Congreso del Estado, venga la suficiencia presupuestal para que esta ley no sea sólo letra muerta, sino que realmente se acompañe de todo el andamiaje necesario para que se dé apoyo en las escuelas y en todos los sectores de la sociedad”.

Aseveró que esperan que exista recurso para retomar las escuelas de tiempo completo. Además, pedirán información del uso del dinero recabado por el incremento al Impuesto sobre la Nómina este año y con el cual se conformó un Fideicomiso para invertir en infraestructura educativa.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here