Fotografía: Gobierno de Guadalajara
Guadalajara, Jalisco.

En Jalisco, los tapatíos no sólo se ven golpeados en su economía por el incremento en la inflación, sino también por el aumento del casi 8% en el precio de las rentas y ventas en la vivienda en la Zona Metropolitana de Guadalajara, porcentaje que corresponde sólo al primer trimestre de 2022.

Mario Romo Alarcón, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) que reúne a más de 240 asociados y dos mil asesores, comentó que las zonas en las que ha registrado el incremento son: Moderna, Ladrón de Guevara, Puerta de Hierro, Providencia, Chapalita y Jardines Alcalde, por mencionar algunas, colonias en dónde, a la par, la plusvalía aumentó 17% en el último año.

“Más o menos aumentó un 7.6% el costo de las rentas. Por ejemplo, en Ciudad Granja hubo un alza del 4.3% en promedio con base al año pasado”.

Actualmente, el promedio de la renta en Guadalajara es de 16 mil 700 pesos, y de acuerdo con Mario Romo, las personas deberían de destinar entre 20 y 25 por ciento de su sueldo para pagar la renta, o bien, la hipoteca de una casa.

“Algo también muy importante es que 72% de las ventas registradas son casas nuevas, y pertenecen al concepto vertical (tendencia de vivienda), pero de ahí se brinca hasta un 12% con propiedad de más de 30 años”.

Otro de los factores que ha ocasionado el incremento es que la gente busca estar cerca de su trabajo y así evitar el tráfico, y por ende buscan zonas céntricas. Sin embargo, la realidad es: ¿Quién puede pagar la renta promedio cuando el salario mínimo es menor a 180 pesos?

El sector inmobiliario asociado a la AMPI busca crecer en el Centro de Guadalajara; sin embargo, espera que el Gobierno Municipal solucione problemas principalmente de seguridad.

“Hemos tenido reuniones con el Gobierno para ver el tema de regresar al Centro de Guadalajara, están trabajando en el tema de seguridad y de limpieza para poder regresar”.

Debido a que no existe un tabulador que regule los precios de las rentas y ventas en la ciudad, es que el incremento es cada vez mayor y los habitantes se ven orillados, literal, a irse a la periferia de la ciudad, al no tener el dinero suficiente para pagar los altos costos.

Anteriormente, Monterrey era conocida como la segunda ciudad más cara para vivir. Hoy, Guadalajara cuenta con los mismos precios, aseguró Mario Romo.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here