Fotografía: gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

A tres años del destape de la crisis forense en Jalisco por el almacenamiento de cuerpos sin identificar y un trato indigno, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez negó que esa situación se mantenga vigente, pese a las denuncias de familias de desaparecidos sobre la tardanza para entregarles un cuerpo, las omisiones y revictimización por parte de las autoridades.

Apenas el mes pasado, el Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos evidenció que en Jalisco existían cinco mil víctimas sin identificar en todas las morgues del Estado. Sin conocer la estadística de cuerpos que se mantienen actualmente en el Servicio Médico Forense (Semefo), Alfaro Ramírez defendió que existe un trabajo “enorme” en la institución, e inversión para solucionar la presión con la que cuenta su personal.

“Es absolutamente falso y, pues sí fuera así, veríamos otra vez desbordadas las cosas. La realidad es que hay un enorme trabajo, mucha presión. La infraestructura de la que disponemos tiene que fortalecerse, el diseño institucional de Ciencias Forenses también tiene que tener algunos ajustes. Cada vez va a ser más importante poder diseñar más recursos, pero se ha avanzado muchísimo y por supuesto que entiendo a quienes quieren generar, en ese y en cualquier tema, señales de alarma, de preocupación, de temor. Lo que estamos haciendo es concentrarnos en el trabajo”.

Según el mandatario estatal, no hay indicios en su Gobierno para que vuelva a ocurrir una crisis forense en el Estado. Frente a cómo cuadrar las denuncias de las familias sobre las irregularidades que permanecen en ese sitio y la negativa de que ya existe esta crisis, se limitó a responder que respeta a los colectivos.

Aceptó que hace falta personal, equipamiento y tecnología, lo que, según él, se tomará en cuenta para el presupuesto del próximo año del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF).

“Va a ser un tema importante en la propuesta de presupuesto que enviaremos al Congreso. Sí, será un tema que estará ahí presente, junto con otros frentes de trabajo, que forman parte de la agenda que tenemos que seguir en la agenda en materia de seguridad para el próximo año. Por ejemplo, el tema de la Universidad Policial, que fue un tema de compromiso y una recomendación de las mesas que se hicieron después de los hechos del 4, 5 y 6 (de junio)”.

El gobernador adelantó que habrá un informe de seguridad en próximas semanas, que incluirá el tema de desaparecidos, así como datos de Ciencias Forenses. Por un año más, no se ha invitado a los familiares y colectivos a éste, como sí se hizo en el primer año de Gobierno.

Sobre el proceso de la Fiscalía Anticorrupción contra los ex directores del IJCF y el Semefo, Luis Octavio y Eduardo “N”, negó que exista presión del Ejecutivo contra esta institución por el panorama político con la Universidad de Guadalajara (UdeG), pues dijo, respeta el trabajo de esta institución.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here