Fotografía: AFP
Guadalajara, Jalisco.

Este 5 de mayo se conmemora el Día Mundial de hipertensión pulmonar, conocida como la enfermedad de los labios azules que afecta la calidad de vida de los pacientes por la falta de oxígeno.

Se trata de una enfermedad rara que afecta a 25 millones de personas a nivel mundial y unas 5 mil en México. Es común que los pacientes reciban un diagnóstico tardío, además no todos los medicamentos están disponibles en México.

La especialista del Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, Nayeli Zayas, explica que entre los síntomas que refieren los pacientes están quedarse sin aliento al subir una escalera corta, fatiga o incluso el desmayo, que ya es un dato de alarma.

“Muchos de ellos describen como que sienten como que van en un auto y van a menos de 10 kilómetros en este cansancio, en esta lentitud para poder ellos deambular o hacer sus actividades. Tener esa sensación de pesantez en las rodillas de tener esto como troncos de madera que no les permite caminar, ya ni caminar y aún respirar. A veces el simple hecho de hablar o platicar les impide respirar de forma correcta porque esto les genera cansancio”.

Leonel Díaz, compartió su testimonio, él estaba de vacaciones en 2014, intentó levantarse al baño y tuvo una sensación de fatiga, náuseas y tos muy severa. Vivir en un cuarto piso era un sacrificio para él. En 2017 le hicieron una cirugía.

En el hospital se complicó el procedimiento, estuvo 12 días en coma, pero lo superó. Luego, entró en lo que se conoce como código infarto, volvió a cirugía. Por la estancia prolongada en el hospital contrajo una infección, gastroenteritis. Tras casi un mes salió del hospital, solo que sigue con hipertensión pulmonar residual.

“Y por desgracia, sí mejoré un poco, pero sigo con la hipertensión pulmonar, pero ahora que le llaman hipertensión pulmonar tromboembólica residual, que es un poquito más complicada porque es muy difícil volver a tener una nueva cirugía por las mismas características de la misma y ahora lo que resta es los tratamientos”.

El presidente de la Asociación Mexicana de Hipertensión Arterial Pulmonar, Pablo Trejo, expuso que no hay total acceso a los tratamientos.

“A nivel mundial debe haber 12 medicamentos a nivel nacional solo contamos con cuatro medicamentos en el país y esto en algunas instituciones de salud simple y sencillamente no se otorgan, no se le dan al paciente”.

La especialista explicó que durante la pandemia se ha limitado mucho la atención a estos pacientes porque está suspendida la consulta y muchos tratamientos han estado detenidos.

Elizabeth Ortiz