México registra 879 nuevas muertes y 15.876 casos más de coronavirus
Fotografía: EFE/Carlos Ramírez
Guadalajara, Jalisco.

En el primer año de la pandemia, Jalisco gastó menos de lo que tenía presupuestado para seguridad pública, pero se excedió en pagos de sueldos y salarios, de acuerdo con el Informe

Estatal del Ejercicio del Gasto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

El margen ideal es que los estados disminuyan o rebasen 5% sus presupuestos.

Favor de desplegar la diapositiva 11 sobre gasto en seguridad por estado durante el siguiente párrafo.

Jalisco gastó 11% menos en tu seguridad durante el año pasado. Es una de las seis entidades federativas que inyectó menos fondos de los que tenía.

“Para 68% de la población en todo el país; es decir, esto es un promedio nacional, la principal preocupación para las y los ciudadanos es la inseguridad. Entonces, ¿por qué hacer este recorte que yo consideraría bastante grave en seguridad y también en justicia?”.

Pero, por otro lado, Jalisco se excedió en el pago a sus empleados.

“La nómina, los sueldos, debería de ser uno de los conceptos que más se pueden planear con precisión, porque sabemos cuál es el costo de cada persona servidora pública para el erario. Sin embargo, 14 entidades gastaron más de lo presupuestado: Jalisco, 82%; Oaxaca, 22% y Michoacán, 16% gastaron de más respecto a lo planeado en sueldos y salarios para personas servidoras públicas”.

Hay algo más que debes saber: durante 2020, el Gobierno del Estado gastó más en servicios como agua o luz, a pesar de que los burócratas trabajaron desde casa durante el confinamiento y fueron llamados a la presencialidad hasta junio de este año, estuvieran vacunados o no.

“Sin embargo, seis entidades gastaron más de lo aprobado para este concepto, y eso sólo puede ser evidencia de un error de planeación: Nayarit y Jalisco, por ejemplo, gastaron 108% y 36% más respectivamente en este concepto”.

Lo cierto es que los estados llevan años subestimando sus ingresos porque el dinero sobrante pueden usarlo de forma discrecional, en lo que quieran. Son como “cheques en blanco” que se pueden ir al pago de deuda, inversión pública o la nómina, explicó la analista Ana Lambarri.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here