Temaca agua
Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

La contrapropuesta que presentaron los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo al Gobierno federal sobre la Presa El Zapotillo tendrá ajustes para que su llenado máximo sea de 46 metros y el Área Metropolitana de Guadalajara tenga la posibilidad de recibir tres metros cúbicos por segundo que requiere del Río Verde, aclararon los técnicos y organizaciones que la construyeron.

“Eso es importante, porque en realidad sí va haber ajustes con esta contrapropuesta, pero recuerden ustedes que el proyecto original de 80 metros era sólo para León. Guadalajara estaba fuera; es decir, la demanda que pide Guadalajara con una presa ajustada a 48 metros o 46 metros le da perfectamente su demanda. Eso es importante aclararlo también para estas reacciones que ha tenido el gobernador del Estado”, aseveró María González Valencia, representante del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC).

Esto último se mencionó luego de que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, reconoció sentirse “decepcionado” tras escuchar las propuestas que se hicieron en la última visita que hizo junto con el Presidente Andrés Manuel López Obrador al poblado de Temacapulín. Lo invitaron a no enojarse y también buscar otras fuentes de abastecimiento para el Área Metropolitana.

Los expertos detallaron esta propuesta, que incluye la construcción de un vertedor físico dentro de la cortina de la Presa El Zapotillo como única opción para mantener seguras a las comunidades, pues por ahí se desfogarían los niveles extraordinarios de agua.

El equipo está conformado por técnicos de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), académicos nacionales y otro grupo de internacionales provenientes de la Universidad de Delft, en Holanda.

Explicaron que tras el análisis a esta presa se dieron cuenta de la inestabilidad del suelo, de la mala calidad de los materiales sobre los que se construyó este megaproyecto, al cual calificaron como una “presa atípica” que supone un riesgo si se realiza la propuesta de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para colocar compuertas automáticas.

“Lo mejor para la seguridad del vertedor es estar dentro de la cortina, con un corte en la cortina. A ver si nos sorprende la Conagua con otra alternativa que funcione, pero nosotros tenemos ya nuestros parámetros bien establecidos y gracias a Conagua mismo, al leer sus documentos”, detalló Jorge Acosta, consultor en Ingeniería Hidráulica.

Dijo que la lucha de los pobladores para que esa presa no creciera más ayudó a evitar un alto riesgo, pues los derrumbes en la parte alta y en las laderas “son evidentes”.

Sin embargo, el tamaño del vertedor que se propone aún debe ser analizado y avalado por la Conagua.

Gabriel Espinoza, integrante del Comité Salvemos Temaca, manifestó que lo deseable era desmantelar esta presa, pero su decisión de aceptarla a 80 metros de altura fue porque consideraron que, en el contexto político, eso era lo posible para salvar sus poblados y utilizar la infraestructura ya construida.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here