CUNorte
Fotografía: UdeG
Guadalajara, Jalisco.

En la región norte de Jalisco, con los mayores índices de pobreza y marginación, el Centro Universitario del Norte (CUNorte) de la Universidad de Guadalajara fue fundamental para la atención de la pandemia de covid-19.

Al rendir su segundo informe de actividades, el rector Uriel Nuño Gutiérrez destacó los aportes de este centro frente a la contingencia, a través de la construcción de un Laboratorio de Análisis y Determinación Molecular para aplicar pruebas PCR en apoyo al programa Radar Jalisco, mismo que operó con 261 voluntarios y ha aplicado mil 842 pruebas.

Además, forman parte de la red de acompañamiento psicológico por las afectaciones de la pandemia. La gestión financiera y la austeridad les permitieron hacer frente a estos gastos.

“Se buscó fomentar la austeridad, el ahorro, la disciplina presupuestaria y la transparencia de recursos financieros. Ello sin afectar las actividades sustantivas de docencia, investigación, extensión, vinculación y difusión de la cultura. El esfuerzo extraordinario de disciplina financiera lo que nos permitió hacer frente a gastos emergentes producto de la pandemia por covid-19”.

Una reducción del 8 % a las contrataciones temporales de personal y que el 56 % de sus recursos son autogenerados fueron parte de estas acciones de disciplina financiera que también sirvieron para el desarrollo de infraestructura física. En 2020, se invirtieron más de 8 millones de pesos para la conclusión de 30 obras.

En materia académica, se logró evitar la deserción escolar en un 58 %. Ante el contexto multicultural de este centro, por su cercanía con la zona wixárika, Nuño Gutiérrez adelantó que habrá una Licenciatura en Educación Indígena.

“Uno de cada tres estudiantes de la Universidad de Guadalajara que pertenece a pueblos originarios estudia en el Centro Universitario del Norte, lo que representa una gran responsabilidad con sus comunidades de origen y las familias de donde proceden, eso nos ha llevado a replantear la oferta educativa, de tal manera que estamos en proceso de dictaminación para la apertura de la Licenciatura en Educación Indígena con el propósito de dar respuestas a las demandas de formación acordes al contexto”.

Al acompañarlo en su informe, el Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva Lomelí, señaló que este es el único centro universitario que no pudo crecer su matrícula y las consecuencias de la pandemia se comenzaron a reflejar.

“La pandemia si nos pegó en el CUNorte y lamentablemente para el calendario 2020-B solo son 701 aspirantes, o sea sí tuvimos una merma de 667 aspirantes, o sea digamos redujimos casi a la mitad la cantidad de aspirantes que hubo respecto al calendario 2019-B y este es el primer centro donde vemos ya claramente un golpe fuerte de la pandemia en la posibilidad de que los jóvenes aspiren a un lugar en el CUNorte”.

Dijo que además del apoyo desde la administración central de la UdeG para lograr que esos alumnos regresen a las aulas, buscarán al Gobierno estatal a fin de planear apoyos para los jóvenes de esta zona que decidieron no ingresar.

Fatima Aguilar