visita a Temacapulín
Fotografía: Elena Castolo
Guadalajara, Jalisco.

Tras ser abucheado por los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, y escuchar la contrapropuesta para que la cortina de la Presa El Zapotillo quede a 80 metros, pero con un vertedor que garantice que no se llenará a más de 42 metros, el gobernador Enrique Alfaro dijo que salió “decepcionado” de este tipo de reuniones que sólo los alejan de la solución para dotar de agua a Guadalajara.

Acusó a grupos del partido político Morena de ir a “reventar” este evento y gritarle ofensas, mismas que está dispuesto a aguantar hasta que se tome una decisión.

“Que ya nos dejemos de este tipo de reuniones, que se tomen las decisiones, que se etiqueten los recursos y que se retome la obra porque las garantías están dadas de que no se van a inundar los pueblos, y me parece que seguir alargando no es la ruta correcta. Yo tengo que aguantar todo pensando en el bien de Jalisco y lamento mucho que los grupos de Morena, que pretenden hacer de esto un tema político electoral, sean capaces de venir a hacer una escena como la que ustedes vieron”.

Dijo que la propuesta que hicieron los pobladores al presidente Andrés Manuel López Obrador es de gente que no conocen, ni saben de qué técnicos viene, y dudó si ellos pueden definir algo tan complejo a “mano alzada”. Además de que, para él, no es el formato con el cual se puede resolver este tema.

“Yo no sabía ni quiénes iban a hablar, yo pedí no hablar. Pedí expresamente al equipo del Presidente no hacer uso de la voz porque veníamos, precisamente, en teoría, a conocer la opinión de los pueblos, pero lo que no podemos es dar una opinión sobre lo que es un planteamiento técnico de lo que ni siquiera conocemos. Es decir: ¿Un túnel? ¿De qué túnel están hablando? Un vertedor que va a romper media cortina. Soy ingeniero civil, y cuando escuchas ese tipo de cosas, pues la verdad no puedo negar que hay una parte de decepción respecto de lo que vi hoy”.

Insistió que, con una cortina a 80 metros y un llenado a 60, se garantiza que no se inunden las poblaciones, así como 3.5 metros cúbicos por segundo de agua para el Área Metropolitana de Guadalajara.

Después ver a un gobernador incómodo durante todo el evento, y que el Presidente saliera en su defensa ante los pobladores, Alfaro Ramírez respondió que “no necesita que el Presidente lo defienda”, sino que se encuentre rápido una solución o, de lo contrario, Guadalajara sufrirá otro año de tandeos durante la temporada de sequía.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here