cadáveres IJCF crimen lesa humanidad ONG
Fotografía: Ivette Solórzano
Guadalajara, Jalisco.

La crisis forense en Jalisco se representa con seis mil 249 personas fallecidas sin identificar acumuladas hasta el 31 de diciembre de 2020 en los Servicios Médicos Forenses (Semefo) del estado.

De ellas, hasta un 40 % ingresaron en la actual administración, reveló el informe presentado por el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD).

Jonathan Ávila, investigador del área de desaparecidos en el CEPAD, explicó que esto se encontró luego de un monitoreo mensual y un contraste de información obtenida desde el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF).

“Podemos ver como más de 5 mil personas están en la delegación de Tlaquepaque sobre el registro de estas personas fallecidas sin identificar, y también algunas, aunque menores, en las delegaciones del interior del estado. Esta acumulación ha ido en incremento a través de los años y hay que destacar que además pudimos detectar como 40 por ciento de esas personas ingresaron en la actual administración, es decir, entre 2019 y 2020”.

La organización concluye en este informe que la saturación de la institución persiste desde 2018, pues no se ha logrado disminuir el número de personas fallecidas, previo al escándalo del deambular de cuerpos sin identificar en cámaras refrigerantes móviles y en condiciones indignas de conservación.

Francisco Campos, también investigador de esta área en CEPAD, detalló que identificaron factores externos que abonan a la permanencia de esta crisis forense.

La duplicación de homicidios de 2015 a 2019, la escasa identificación de personas fallecidas encontradas en fosas clandestinas, y el hallazgo de estos sitios de inhumación con más víctimas.

“Durante 2020 se registraron 27 fosas clandestinas localizadas, y sin embargo, el número de cuerpos de víctimas exhumadas de ellas se incrementó en un 52.9 %. Esto se explica porque las fosas que se localizan contienen una gran cantidad de víctimas, pasamos de la localización de fosas clandestinas comunes a megafosas clandestinas con cientos de cuerpos. Caso simbólica es la fosa de El Salto, de la cual se lograron exhumar 131 víctimas”.

Los ingresos al Semefo del Área Metropolitana de Guadalajara también tuvieron un incremento exponencial, de recibir 18 víctimas en 2018 pasaron a 668 en 2020.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here