Fotografía: Fátima Aguilar.
Guadalajara, Jalisco.

Con un dejo de preocupación es como observa el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, la consulta popular sobre el pacto fiscal que se realiza en Jalisco.

Consideró que hay un problema desde el origen, con una legislación local que deslinda al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) como órgano garante de este ejercicio y lo deja en manos de un Consejo de Participación Ciudadana encabezado por una dependencia gubernamental.

“Pero si veo, por ejemplo, con cierta preocupación que, a diferencia de lo que ocurre con las consultas populares en el ámbito federal, o con la revocación de mandato, aquí el órgano electoral, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, es solamente un órgano instrumental, no es el responsable del ejercicio”.

El consejero advirtió que, para generar certeza en este tipo de ejercicios, lo primordial es tener reglas claras, pero en Jalisco para esta consulta no las hay ni tampoco las considera pertinentes.

Añadió que esta falta de reglas bien establecidas cobra mayor relevancia al tomar en cuenta que la consulta no es menor, sino de enorme relevancia y trascendencia pública.

“Llama la atención que no haya reglas sobre la posibilidad, o no, de propaganda gubernamental; llama la atención que no haya reglas que forman parte de todos los procesos electorales ordinariamente, por ejemplo, en donde están prohibidas prácticas indebidas, como proselitismo por parte de algunos actores políticos. Ya hablaba de la propaganda gubernamental; es decir, es válido o no. En las elecciones tú no puedes transportar a votantes, acá no hay una prohibición expresa en ese sentido”.

Para Lorenzo Córdova, la consulta es legítima porque la establece la legislación local y así lo determinaron los diputados locales, pero al tratarse de la aplicación de una nueva ley, merece un ejercicio de análisis al concluir y especialmente un deslinde de la autoridad electoral.

Esto por si en algún momento alguien quiere achacarle la responsabilidad a esta institución local que revisa, precisamente, el INE.

“Pero sobre todo habrá de hacer un deslinde de cabo a rabo de lo que le toca hacer a la institución electoral porque no es la responsable, ni única y exclusiva de conducir este proceso, simple y sencillamente tiene una función instrumental, poner las casillas y distribuirlas, pero no es el garante, al menos no fue la decisión del legislador jalisciense de la certeza y legalidad de este ejercicio”.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here