Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Para explicarles a los diputados locales por qué es ilegal el recorte de 140 millones de pesos al Museo de Ciencias Ambientales de la Universidad de Guadalajara (UdeG), su Rector General, Ricardo Villanueva Lomelí, acudió al Congreso del Estado.

En una exposición amplia que la mayoría de diputados desairó, pues de 38 sólo estuvieron presentes seis de bancadas como el PRI, Hagamos y PAN, el Rector dio argumentos jurídicos, técnicos y presupuestales que ya habían presentado anteriormente al Ejecutivo para evitar este recorte.

La bancada de Movimiento Ciudadano, la que presentó una carta al Ejecutivo para concretar este recorte, no estuvo presente. Tampoco lo estuvo la de Morena ni el resto de los diputados del PAN.

Villanueva insistió en que el Gobierno estatal no tiene facultades para disminuirles recursos, pues la UdeG es un ente autónomo que planea el ejercicio del presupuesto con anticipación y lo aprueba su Consejo General Universitario (CGU).

“Para Juan Partida (secretario de Hacienda), el capítulo 4000 desde el 1 de enero está comprometido, ¿y por qué está comprometido? Porque es gasto no programable, porque no es suyo, porque lo único que le van a pedir es que lo transfiera, porque le dijeron: todo este dinero es para los municipios, ya decidimos para quién es, a ti no te corresponde, tú no lo programas, tú no lo reprogramas, tú solo lo transfieres”.

De acuerdo con el Rector General, el Gobierno estatal recibió en tiempo y forma los recursos federales para el Museo, por lo que no hay justificación para no entregarlo, y en caso de requerir hacer recortes, lo primero que se debería disminuir son los gastos en comunicación social y el gasto corriente.

Aclaró que el recurso no está disponible, pues ya lo comprometió la Universidad y las declaraciones desde el Ejecutivo sobre que hay un subejercicio es porque no les han transferido esos fondos.

“Qué fácil sería que el secretario de Hacienda no te dé el dinero, te vas a noviembre y te dice: ‘te lo quité porque no te lo gastaste’. No me lo gasté porque no me lo diste. ‘Pues te voy a hacer una auditoría porque no te lo di y no te lo gastaste: generas subejercicio’. Es que, perdón, si ese dinero no lo transfieren, ese subejercicio lo provocó el secretario de Hacienda, no la Universidad de Guadalajara”.

A ello se suma que, a través de este proyecto del Museo, se han logrado bajar 679 millones de pesos de recurso federal. Ante su importancia para la ciudad, la primera vía jurídica a la que le apuesta la UdeG es el amparo para obtener una suspensión a este recorte, en tanto se resuelve el asunto de fondo.

La diputada Mara Robles recalcó que la petición de recortar nunca vino del Congreso del Estado, sino de la bancada de Movimiento Ciudadano, que usurpó el nombre de este Poder y se trata de una “violación clara al equilibrio de poderes”. Para ella, los diputados son quienes se debieron inconformar.

“La verdad es que nosotros somos los que debimos controvertir esta decisión. Es el Congreso del Estado el que debió inconformarse ante la Corte por la violación de sus decisiones soberanas, pero como todos sabemos, las mayorías deciden en la coyuntura, pero la perspectiva histórica dará la razón”.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here