Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Ante la audiencia de vinculación a proceso que se lleva a cabo este miércoles en contra de Gabriela Escamilla, una mujer que denunció el abuso sexual del que fue víctima su sobrina de seis años por parte de su padre, feministas se manifestaron en los juzgados de Puente Grande para exigir su libertad.

El juez que lleva el caso es Jesús Rivera Gallegos, a quien se le acusa de actuar sin perspectiva de género, incurrir en violencia de género y proteger al agresor.

Claudia Angélica Rangel, integrante de Cuepaliztli AC, aseguró que convocaron a esta manifestación porque ven una injusticia, la mujer es inocente, que se ha preocupado por la integridad de su sobrina

esa carpeta de investigación está sin avances, el agresor está libre 

Y con la menor, de tal manera que dejarlo pasar es sentar un precedente de miedo para que las mujeres no denuncien.

“Tenemos que tener en cuenta que la Ley Olimpia se creó para la protección de las mujeres, lamentablemente vivimos en hegemonías patriarcales, misóginas y machistas que siguen atentando contra nosotras, parece que el Estado está en guerra y es contra las mujeres y las niñas, las niñas está en un sector de alta vulnerabilidad, de falta de credibilidad en sus testimonios. Jalisco es el tercer Estado de la República con más agresiones sexuales a niñas y niños”.

Fotografía: Fátima Aguilar

Recalcó que coinciden con Olimpia Coral respecto a que esta ley no puede ser utilizada en contra de las mujeres ni puede ser criminalizante cuando se atreven a denunciar. La exigencia es que Gabriela quede libre sin ningún cargo.

Claudia Angélica lamentó que existan instancias con capacitación en perspectiva de género sólo en el papel y con acciones que no reflejan el interés superior de la infancia, como en este caso, que sigue sin protegerse a la menor y está con el agresor.

“La sobrina de Gabriela está viviendo con el agresor, no perdamos de vista eso. Gabriela está aquí por defender a su sobrina y tenemos que seguir teniendo en cuenta que las leyes deben ser articuladas por personas que entiendan, atiendan y protejan a las infancias vulnerables. Eso es lo importante que tenemos que hacer”.

La audiencia de vinculación a proceso aún está en curso y su defensa lamentó que entre los jueces aún no se entienda la perspectiva de género, así como que se revierta la Ley Olimpia a una mujer que denuncia abuso sexual de una menor. Erika Córdova, su abogada, consideró que hay presión de grupos de poder detrás del asunto e hizo una exigencia al juzgador para revertir este daño a Gabriela.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here