Ciudad de Caos | Parte 3

Conductores, asociaciones y hasta alcaldes han comprobado y denunciado públicamente que hay una falla en la operación de la Policía Vial en las calles y avenidas de la Zona Metropolitana de Guadalajara, pues ésta prácticamente no se ve.

0
5
Guadalajara, Jalisco.

Conductores, asociaciones y hasta alcaldes han comprobado y denunciado públicamente que hay una falla en la operación de la Policía Vial en las calles y avenidas de la Zona Metropolitana de Guadalajara, pues ésta prácticamente no se ve.

Pero para el gobernador de Jalisco, ese cuerpo operativo “está trabajando bien”.

El pasado 6 de abril, Enrique Alfaro inauguró una nueva planta de la empresa Tajín en el municipio de Tala. Ahí, el mandatario estatal fue cuestionado respecto a las críticas que han lanzado los alcaldes metropolitanos por la ausencia de policías viales y la petición de que vuelvan a depender de la Secretaría de Transporte.

Su respuesta:

“Son temas más mediáticos (…) vamos a seguir haciendo lo que estamos haciendo”.

Enrique Alfaro aseguró que la “ruta de trabajo” de la Policía Vial fue diseñada “desde hace mucho tiempo”, y que ésta no cambiará por “un acto en específico”. Esto, en referencia al intenso tráfico que hubo de cara al concierto en el Estadio de las Chivas, en donde él mismo reconoció haberse quedado atorado.

En la opinión del gobernador, el refuerzo a la Secretaría de Seguridad con agentes viales ha redundado en mejores indicadores, particularmente en los robos que se cometen por los tripulantes de motocicletas.

En contraste, el alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus, opina que la Secretaría de Transporte “necesita dientes”, y que la Policía Vial es la que puede poner orden en la movilidad de la Zona Metropolitana.

 

El Gobierno del Estado ha tenido dos discursos al respecto. Por un lado: el del gobernador, quien afirma que para resolver el problema de tráfico se necesita más que una Policía Vial, y que también se requiere una semaforización inteligente y medios de transporte alternativos.

Pero, por otro lado, el mismo Gobierno del Estado aumentó los ojos vigilantes en las calles de Guadalajara… aunque lo hizo con becarios.

El 11 de abril, un grupo integrado por 74 de ellos fue instruido a “brindar apoyo a la ciudadanía en la agilización del tránsito” durante el periodo vacacional. Todos, supervisados por personal de la Policía Vial en el Centro de los municipios metropolitanos. Todos, con “adiestramiento básico en funciones viales”.

Al final, la autoridad estatal reforzó con reclutas la presencia de agentes viales durante el periodo con menos autos en las calles de Guadalajara, mientras existen 154 plazas vacantes en esa área operativa.

Pero, tras todo este debate… ¿Cómo califican los tapatíos el actuar de la Policía Vial? No se pierda la cuarta parte de este trabajo especial: Ciudad de caos.

Lee el especial completo aquí.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here