Fotografía: María Ramírez
Guadalajara, kJalisco.

Tras la negativa por parte del Gobierno de Zapopan, en defender la cañada de la zona de amortiguamiento del bosque El Nixticuil, que es acechada por la inmobiliaria La Cima para construir un centro comercial en los 2 mil 500 metros cuadrados, los vecinos de zona en conjunto de la diputada federal Laura Haro Ramírez, actuarán de manera legal.

La diputada del PRI puntualizó que denunciarán al director de Medio Ambiente y al director de Ordenamiento Territorial de Zapopan por posibles actos de corrupción al otorgar la licencia de construcción a la inmobiliaria.

Además que el proyecto de construcción transgrede la ley, los planes parciales de desarrollo urbano y el reglamento municipal.

“Vamos a interponer denuncias penales, alguien tiene que responder por los posibles actos de corrupción que han sido palpables y documentados en solicitudes de transparencia que ha sido incongruencia tras incongruencia”.

Desde el pasado 25 de mayo la diputada del PRI presentó un punto de acuerdo ante la Cámara de Diputados para pedir que no se respete la zona de amortiguamiento del bosque El Nixticuil.

 

También en conjunto de los vecinos de La Cima y San Lorenzo se metió una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por la violación a los derechos ambientales, además de que las instancias de vigilar y sancionar no se han hecho presentes.

“No ha acudido, no ha contestado y es detona situaciones que nos hace pensar que todas las autoridades parecieran estar coludidas en proteger los derechos que dicen tener los particulares respecto a este terreno”.

Laura Haro detalló que el presidente municipal, Juan José Frangie no ha querido entablar una mesa de diálogo con los vecinos, quienes piden se respete los más de 2 mil metros cuadrados y no se construya nada.

“Les pedimos una vez más que por favor pongan atención y a la brevedad se meta al pleno la votación para incluir este predio en el área natural protegida en el bosque El Nixticuil dado que es una cuenca hidrológica”

En 2008 se decretó como área de protección hidrológica el bosque El Nixticuil-San Sebastian-El Diente. En 2009 la cañada pasó a ser infraestructura urbana; en 2012 se catalogó en los planes parciales de desarrollo como área de conservación ambiental con transferencia de derechos y con actividades silvestres; y para el 2014 se clasificó con uso de suelo de comercios y servicios distritales de intensidad media.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here