Crematorios y funerarias piden se les considere para ser vacunados contra COVID-19
Fotografía: EFE/Sáshenka Gutiérrez
Guadalajara, Jalisco.

Para los casos de muerte por covid-19, el crematorio concesionado al cementerio de Tlaquepaque utiliza cajas de cartón y es que al ser entregados los cuerpos por parte de los hospitales éstos tienen que salir sellados en bolsas según los lineamientos de manejo vigentes, explica el apoderado legal del crematorio San Pedro, Carlos Gallo Jiménez:

“Ahorita se usa un ataúd de cartón para los casos de covid-19, porque se quema con todo y la caja, para no generar riesgos de contaminación, anteriormente cuando era muerte por muerte natural se rentaba un ataúd y se le cambiaba los cartuchos hoy no se puede hacer eso, hoy son ataúdes de cartón que la persona que fallece se ingresa a ese ataúd se tapa, se sella con player, y ese cuerpo llega directo, se mete con todo y caja se quema todo, y una vez que llega el funerario llega con su ataúd de cartón también se desvisten ahí mismo los trajes y también esos trajes o son incinerados o se mandan a la empresa de residuos biológicos contaminantes”.

Además, piden a las autoridades de salud a que los consideren entre los primeros para vacunar, después del personal que atiende directamente a pacientes con covid-19 porque aseguran que ellos son la segunda línea de atención contra la pandemia, y están en riesgo constante, explica Gallo Jiménez:

“Como parte fundamental de esta pandemia en el ámbito funerario se nos pueda tomar en cuenta o seamos tomados en cuenta sabemos que la primera línea son los doctores, enfermeras, personal de servicios médicos y posteriormente están planeados los adultos mayores el cual nosotros pediríamos de verdad de mucho favor que se nos considerara al ámbito funerario que también somos de las personas que estamos en la primera línea de fuego, ya que nos está tocando manejar bastantes cadáveres en estas circunstancias entonces pedir a las autoridades correspondientes se nos pueda tomar en cuenta a todo el ámbito funerario del estado de Jalisco que seamos considerados ya que somos uno de los sectores más vulnerables también en este tema de que pudiéramos obtener algún contagio”.

Señala que en la actualidad ya no han registrado acumulación de cuerpos para cremar. Antes de la pandemia al día cremaban 7 cuerpos, ahora que se ha intensificado la mortalidad en el estado hasta 20 cuerpos diarios son incinerados tan sólo en un crematorio de San Pedro Tlaquepaque.

Rocío López Fonseca