Fotografía: María Ramírez Blanco.
Guadalajara, Jalisco.

Abren consulta pública en México para actualizar la Norma Oficial Mexicana 187, que marca las especificaciones sanitarias que debe cumplir la elaboración de la masa, con el fin de regular la producción y la venta de la tortilla, así como los derivados del maíz.

Malin Johnsson, integrante de la organización Semillas de Vida, detalló sobre las ventajas de regular la masa. Una de ellas es la certificación de los maíces nativos.

“En la norma se están concentrado en el proceso productivo, de dónde vienen las semillas, cómo se están manejando, que tengan varias generaciones con esa semilla o que tengan una comunidad cerca, que viene de ahí”.

Fotografía: María Ramírez Blanco.

A la fecha, la tortilla industrializada está hecha con 60 a 90 aditivos y otras sustancias y agroquímicos, como glifosato, que afectan la salud de los consumidores.

“En caso de aditivos como el glutamato los efectos pueden ser muy graves, llegando a generar migraña, náuseas, alergias y epilepsias.”

La modificación en la norma orilla a las tortillerías a dar información sobre el porcentaje que utilizan de harina de maíz y aditivos.

Será hasta 16 de abril que los mexicanos podrán participar en la consulta pública en la página www.salvemosnuetratortilla.org.

Fotografía: María Ramírez Blanco.
María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here