Jugar en Chivas es el sueño de muchos jugadores. Llegar y luchar por un puesto en el once del Rebaño, es uno de los riesgos que, para muchos, vale la pena tomar. Tal es el caso de Edwin “Aris” Hernández, mediocampista proveniente del León quien ha sido recambio con el Chepo de la Torre.

“A ningún jugador le gustar estar en la banca, tampoco diré que es cierto y que me gusta estar donde estoy. Son cosas del técnico, ellos sabrán en qué cosas estoy fallando. Yo estoy consciente del trabajo que he hecho, ya no me corresponde a mi esas instancias, pero a la hora de jugar es el técnico el que decide; no digo que no estoy contento o que estoy conforme, pero sé que las cosas no son fáciles, vengo a ganarme un puesto”.

Aseguró que no cambiaría el buen momento por el que pasa su exequipo León, líder del torneo, por el mal momento en Chivas y su calidad de suplente, y el hecho de ganarse un puesto día con día, así tenga que competir con el hombre de confianza del Chepo en la banda izquierda: Miguel Ponce.

“Sigo estando con la misma mentalidad, convicción y sueños. Vine a una institución grande, vengo con los mismos sueños, no por estar del otro lado voy a bajar las expectativas, mis sueños, éxitos y lo que tengo pensando, los tengo. Estoy para el equipo, vine a un equipo de grandes seres humanos y grandes jugadores. Estoy contento de estar aquí y poder trascender”, consideró.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here