Desabasto de medicamentos en el Ipejal, desde antes de la pandemia

Con pandemia y sin ella, derechohabientes del Ipejal han recibido la misma noticia cuando acuden a la farmacia a surtir sus recetas: no hay medicamentos.

0
8
Guadalajara, Jalisco.

Con pandemia y sin ella, los derechohabientes del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) han recibido la misma noticia cuando acuden a la farmacia a surtir sus recetas: no hay medicamentos.

Desde marzo de 2020, días antes de que el gobernador Enrique Alfaro pidiera a los ciudadanos “aislarse durante cinco días” para “evitar un sacrificio de meses” ante el alza de casos de COVID-19, los trabajadores y jubilados del Instituto denunciaban que no se les surtían sus medicinas, e incluso que sus citas para terapia y cirugías se retrasaban.

Hace dos años, el periódico El Informador reveló que el presupuesto asignado para servicios médicos pasó de 526 millones de pesos en 2017 a 831 millones en 2019. Sin embargo, con más fondos se había dejado de atender a 707 pacientes; es decir, hubo más presupuesto, pero menos atenciones.

Desde entonces, derechohabientes del Ipejal como Julia Sierra denunciaron que debían comprar por fuera medicamentos como Somazina, pues no había en existencia en la farmacia del Instituto y debían gastar más de siete mil pesos al mes por 60 pastillas.

Una pandemia después, los pacientes denuncian que, ante la falta de medicamentos, el personal de farmacia de plano les exige que firmen su receta completa, sin importar que no se les entregan todos los medicamentos, lo que el Ipejal “rechazó categóricamente”.

A través de un comunicado, el Instituto sostuvo que los pacientes sólo firman el recibo que se imprime del sistema, y el director de Servicio Médicos, Abraham Quezada, defendió que sus procesos “son claros”, pues “medicamento que es entregado, es señalado en la receta y firmado de recibido por parte de los derechohabientes”.

Incluso aseguró que los pacientes pueden comprar por fuera los medicamentos que no estén en farmacia, y éstos se le reembolsarán al 100% una vez que muestren la documentación.

El Ipejal siempre ha asegurado que no hay desabasto de medicamentos, pero ante estas denuncias, envió un comunicado en el que ahora sí se comprometió a “garantizar” las medicinas para este año, con un monto de 250 millones de pesos.

Con esa cantidad, sostuvo, “se garantiza 80% del medicamento solicitado”, y se invertirá en insumos para hemodiálisis, diálisis peritoneal, cardiología e imagenología, así como la contratación de hospitales subrogados.

Afirmó que estas adjudicaciones beneficiarán a sus más de 35 mil jubilados y pensionados afiliados.

Incluso dijo que, desde el 1 de marzo, las y los derechohabientes pueden recibir atención médica en los hospitales San Javier, Terranova, Guadalajara, Santa Catalina, Médica Integral Tesistán, y Clínica San Pio.

El Instituto cuenta, según el comunicado, con una bolsa de mil 050 millones de pesos para garantizar que los servicios médicos destinados a sus jubilados y pensionados queden cubiertos.