Fotografía: María Ramírez Blanco.
Guadalajara, Jalisco.

Con aplausos eufóricos, es como los espectadores reconocieron la obra de Boolay: La Pantera Guerrera, producida por Claudia Herrera y dirigida por Luis Miguel Rodríguez, que se estrenó en el Conjunto Santander de Artes Escénicas.

La puesta en escena llena la sala de un misticismo y colores característicos de las comunidades indígenas, principalmente la wixarika, representadas través de la danza, los vestuarios, los personajes y las imágenes proyectadas en las pantallas.

La historia narra la travesía a la que se enfrenta Boolay, una pantera que se siente insegura por ser negra y huérfana, que al tener un encuentro con la diosa Nakawé su vida cambia, es designada como la “elegida” para cumplir con la profecía: despertar a los guardianas del Fuego Sagrado, antes de que el jaguar un personaje lleno de dolor y odio se apodere de él y destroce el templo de la diosa.

Los personajes son animales endémicos de México, que dentro de la cosmovisión de las comunidades indígenas son considerados sagrados, tal es el caso del jaguar, el venado cola blanca, la pantera, el armadillo, el murciélago fantasma, y la serpiente cascabel.

Durante el viaje Boolay se encuentra con cada uno de los guardianes del Fuego Sagrado, y entabla conversaciones llenas de emociones que ponen a pensar al espectador en temas como la construcción de la identidad, la amistad, confianza, fe, el dolor, y la lucha por no dejar que el corazón deje de latir, de amar, y se transforme en odio y desesperanza.

La iluminación y las proyecciones visuales le dan un toque de realismo a los paisajes en los que se desarrolla la historia.

A diferencia de una obra de teatro en el que los personajes recitan sus diálogos en el momento, las voces son grabadas al igual que la musicalización, lo que le quita el toque tradicional de una puesta en escena. Sin embargo, lo compensa con la parte dancística y visual.

Se tiene programado dos funciones más para los días 20 y 27 de marzo, en el Conjunto Santarder de Artes Escénicas, a las 17:00 horas, el costo del boleto es de 180 a 300 pesos.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here