Ocotlán, Jalisco

El pasado viernes 10 de mayo autoridades de Atotonilco el Alto realizaron la entrega de tres camiones recolectores nuevos de basura, esto debido a que no se tenían las unidades suficientes para recorrer enteramente la ciudad. Estos camiones fueron subsidiados por recursos municipales con una inversión de más de tres millones de pesos.

El presidente de Cruz Carrillo Solís señaló la importancia de la entrega de los camiones como parte de las mejoras a la infraestructura municipal.

“No son temas para presumirse, son temas que adquirimos con la entrada de este ayuntamiento y nosotros queremos decir a la ciudadanía y a siete meses que tenemos de Gobierno queremos dejar huella sin ninguna duda de lo que estamos haciendo, así queremos hacerlo en el municipio para resolver los problemas de fondo,”

El encargado de la dependencia de Aseo Público Francisco Javier Arambula Vaca, resaltó los contrastes que se tiene con los nuevos vehículos de basura.

“Teníamos muchos años que no teníamos camiones, ahora afortunadamente gracias a las autoridades tenemos tres nuevos, con lo que el presidente nos ofreció ya es una mejora, ya se comprometió para cubrir ruta completamente y darle una mejor calidad de servicio a la ciudadanía ya que nosotros estamos aquí y se lo debemos a ellos brindar un servicio de calidad”

Cada camión tuvo un costo de 1 millón 270 mil pesos. La capacidad cada una de las unidades es de alrededor de seis toneladas y tiene una caja hidráulica que ayudará a mejorar la labor de cada uno de ellos. Poseen gatos y cajas hidráulicas que será manejados por personal capacitados.

Durante la entrega, se exhortó a los habitantes de Atotonilco a estar atentos a los horarios por los que pasarán los camiones recolectores para evitar que la basura se acumule en la vía pública.

El recorrido de los vehículos iniciará desde las seis de la mañana y de dos tresde la tarde por el centro histórico. Las autoridades pidieron a la ciudadanía que durante los fines de semana la basura se saque después de las tres de la tarde.

Por Diego Iván Vera