Berlín, Alemania.

El nuevo Gobierno de Estados Unidos centrará la atención de la cumbre de ministros de Exteriores del G20 en Bonn, en el oeste de Alemania, donde el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, presentará la política exterior de Donald Trump y debatirá sobre la cooperación futura.

Por parte de Alemania, el encuentro supondrá el estreno de su ministro de Exteriores Sigmar Gabriel, desde que cambiara su cartera de Economía para convertirse en jefe de la diplomacia alemana. Gabriel será el encargado de recibir el jueves a sus homólogos en la sala plenaria del Parlamento de Bonn, antigua capital del país, en un encuentro de dos días que exigirá una gran habilidad diplomática.

La agenda está llena de temas, pero se intentarán responder algunas preguntas: ¿Qué ocurrirá con el multilateralismo en tiempos de Trump? ¿Será posible una cooperación internacional con un país cuyo nuevo presidente rechaza el multilateralismo y prefiere cerrar acuerdos individuales país por país? ¿Y qué supone la nueva constelación de la política mundial para los apremiantes problemas del mundo?

En Bonn no se esperan respuestas sencillas. El encuentro de ministros de Exteriores será una primera toma de contacto, al ser el primer encuentro internacional en el que participa un representante de la nueva administración de Washington.

También estará presente el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, en el que será el primer cara a cara de Estados Unidos con Rusia, así como el de los otros miembros del G20: Argentina, Australia, Brasil, China, Francia, Reino Unido, India, Indonesia, Italia, Japón, Canadá, México, Arabia Saudí, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía y la Unión Europea (UE). También acudirá el nuevo secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres.

“En la cumbre del G20 en Bonn los ministros de Exteriores discutirán sobre su cooperación a largo plazo más allá de la candente diplomacia de crisis”, explican desde el Ministerio de Exteriores de Alemania, país que ostenta la presidencia del G20 este año y que el 7 y 8 de julio acogerá la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20 en Hamburgo.

“Ya que muchos riesgos son globales, necesitamos respuestas globales”, declaró el director del departamento de economía y finanzas de la Cancillería al presentar el programa de la presidencia alemana en el G20. “La agenda alemana es muy ambiciosa, pero deberemos ver hasta dónde llegamos este año”, apuntó. “El G20 es hoy en día más necesario que antes”, agregó.

Los participantes en la reunión debatirán el primer día sobre la Agenda 2030, es decir, los objetivos de las Naciones Unidas para lograr un desarrollo sostenible. El viernes, la reunión se centrará en la prevención de conflictos, el mantenimiento de la paz y la cooperación con África, en la que se quiere lograr una especie de “Plan Marshall” para ese continente.

En el lado latinoamericano, México buscará fortalecer sus lazos con otros países ante la actual tensión diplomática con Estados Unidos. “Hoy más que nunca México está abierto al mundo”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores mexicano, Luis Videgaray, que asumió el reto de encabezar las negociaciones con el país vecino del norte.

La incertidumbre de las relaciones comerciales con Estados Unidos ante la política proteccionista de Trump ha hecho que México mire hacia otros frentes, por lo que buscará nuevas opciones para concretar tratados de libre comercio y otros acuerdos bilaterales.

Mientras, la jefa de la diplomacia argentina, Susana Malcorra, llegará a la reunión del G20 tras visitar Chile y México. La ministra de Relaciones Exteriores indicó antes de su viaje que espera poder “conversar” con Tillerson en el marco del G20.

Argentina asumirá la presidencia el próximo 30 de noviembre y en 2018 será la sede de la cumbre de jefes de Estado. Desde la llegada al Gobierno del presidente Mauricio Macri en diciembre de 2015, Argentina procura “abrirse al mundo” y retomar relaciones diplomáticas con las principales potencias.

España, país invitado en el marco de la presidencia alemana, estará representado por su ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, que acudirá a Bonn y después viajará a Baviera para participar en la Conferencia de Seguridad de Múnich, que tendrá lugar del viernes 17 al domingo 19.

El G20 es un foro de cooperación de países que juntos representan dos tercios de la población mundial y tres cuartas partes del comercio mundial.

No cuentan con una secretaría, por lo que la coordinación y organización del encuentro recae anualmente en la presidencia rotativa. De esta manera, el país que ostenta la presidencia tiene la posibilidad de marcar la agenda del G20.

El encuentro en Bonn servirá para preparar la cumbre de julio en Hamburgo. Unos 2 mil agentes de policía velarán por su seguridad.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here