Guadalajara, Jalisco.

Estudiantes de las preparatorias de Tlaquepaque y Tonalá se sumaron a las caminatas a casa Jalisco, que ya son 48 y donde se han entregado 20 mil 539 cartas a favor de recursos al museo de Ciencias Ambientales y al Hospital Civil de Oriente. Por cierto, estudiantes de bachillerato de Santa Anita le dejaron un paquete de bebidas frutsi al gobernador, en respuesta a sus expresiones denotativas donde insinuó acarreos a cambio de un lonche y un boing.

“Las y los estudiantes de la Preparatoria Santa Anita preferimos ser alumnos de frutsi formados en una institución solidaria que nos hace sensibles a la causa, respetuosos de los demás. En lugar de seguir los pasos y el ejemplo de políticos intolerantes, represores que violentan las instituciones y agreden a la comunidad que representan”, asentaron en la carta que adjuntaron al paquete de frutsis.

 

 

“Le dejamos este paquete de frutsis, como muestra de nuestra amistad, esperando que provoquen en usted la solidaridad y empatía con los estudiantes atendiendo nuestra petición”, termina la carta.

En el caso de los preparatorianos de Tonalá, llegaron a casa Jalisco con vestidos folclóricos representativos de Jalisco y los integrantes del ballet de la Preparatoria Tonalá Norte bailaron el jarabe tapatío y ofrecieron muestras de respiración cardiopulmonar y de cómo hacer vendajes.

El Secretario General del Sindicato de Trabajadores Académicos de la UdeG (STAUdeG), licenciado Jesús Palafox Yáñez, dijo que el Museo de Ciencias Ambientales es un proyecto pensado como un hospital del medio ambiente que beneficiará a la población jalisciense y reiteró que la movilización de las marchas no frenará sino hasta la devolución de los recursos.

“Hoy en esta marcha número 48 le queremos decir al gobernador Enrique Alfaro que no nos vamos a cansar, que vamos a seguir manifestandonos y exigiendo que el gobierno devuelva los 140 millones de pesos que le corresponden a la Universidad de Gaudalajara. Le vamos a seguir exigiendo que respete la autonomía universitaria. Le vamos a exigir que sea un gobernador derecho y no un gobernador de chueco como es ahorita. Él en su primer acto de gobierno, recordamos, protestó hacer cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y todas las leyes que de ella emanen, y pareciera que ha violentado todas las leyes para concentrar el poder. El gobernador, les repito, es una vergüenza para los universitarios, que piense que con quitarle el dinero a la universidad, la va a someter para que diga lo que él quiere y para que ya no le critiquemos todas las decisiones equivocadas”.

La estudiante de la preparatoria, Danna Paola, leyó un mensaje en el que le dijo al Gobernador Enrique Alfaro Ramírez que la comunidad universitaria es una gran familia, a la que no le debe de dar a elegir entre el museo o la construcción del Hospital Civil de Oriente (HCO).

“Hoy cada uno de los presentes, le queremos decir al señor Gobernador que: No, no estamos aquí por una sola simpatía de causa, sino también por un sentido de familiaridad, porque somos estudiantes de la Universidad pública más importante del Estado, somos jóvenes universitarios que luchan por sus sueños, somos esa gran familia llamada UdeG.. Es por eso que queremos recordarle que en la preparatoria de Tonalá Norte Nosotros decimos sí a la salud, y sí a la educación, y no queremos optar entre dos derechos humanos que son igual de importantes”.

También se le recordó al gobernador que quienes ahora piden se siga adelante con la construcción del museo y del hospital, fueron quienes donaron parte de su salario para comprar las despensas que se repartieron entre los jaliscienses en tiempos de la pandemia.

Víctor Chávez Ogazón

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here