Ocotlán, Jalisco

Para el Obispo Emérito Juan Sandoval Íñiguez, el coronavirus, sí existe pero está siendo utilizado por los políticos para dominar el mundo, manipulando los registros de defunciones por COVID-19, así lo señaló durante una misa que ofreció en la Parroquia de San Isidro en Jamay el pasado jueves 5 de noviembre:

“Sí existe el coronavirus, pero no es como dicen, es una inversión, grave, a propósito para dominar el mundo, entregándolo a las naciones… y hay muchos que se mueren de tantas cosas (inaudible) pero le ponen que fue del coronavirus. Tienen que cumplir una cuota de muertos para que lo sigan mencionando, el cubrebocas no sirve para nada”.

Durante la misa, el obispo y dos sacerdotes más permanecieron sin el uso del cubrebocas, incluso, Juan Sandoval Íñiguez solicitó a un joven cuando iba a hacer uso del micrófono que se quitara el cubrebocas, llamándole bozal. Los fieles sí guardaron en su mayoría las medidas de prevención dictadas por el propio Arzobispado de Guadalajara.

No es la primera vez que Juan Sandoval Íñiguez genera controversias con sus declaraciones de la pandemia, y es que el pasado 3 de noviembre mostró su inconformidad con el cierre de las iglesias provocado por la activación del botón de emergencia. Dijo que esto provocará la dispersión de las ovejas y que son medidas tomadas con fines negativos:

“Hay una profunda maldad en estas disposiciones, una profunda maldad que se impone desde muy altos niveles de poder oculto, quieren no solamente reinar los pueblos, quitarles su economía, su educación, su libertad, su salud, su vida; quitarles también su fe, su religión, la práctica religiosa”.

Las declaraciones del obispo emergen durante la aceleración de contagios, por la cual se tuvo que activar el botón de emergencia en el estado de Jalisco.

Redacción Señal Informativa Ocotlán