proceso electoral
Fotografía: EFE/Miguel Sierra/Referencial
Guadalajara, Jalisco.

Hoy se disputan elecciones en seis Estados del país, y los partidos políticos tradicionales: PRI, PAN y PRD, han formado un frente abierto contra Morena. Su meta es evitar a toda costa que el partido de López Obrador, que hoy gobierna 18 entidades, acumule más espacios de poder.

En la elección de 2021, Morena hizo frente a una alianza que buscaba competirle en 11 Estados. Los partidos, unidos, no ganaron en ninguna.

¿Cuál es la particularidad en cada Estado?

• Aguascalientes ha sido el partido con mayor alternancia. En los últimos 18 años ha transitado del PAN al PRI, y de nueva cuenta al PAN. Esta vez, Morena entra a la fórmula como un rival que compite, pero contra el cual unieron fuerzas quienes antes estuvieron encontrados.

• Durango es el Estado más competido de todos. La alianza Va Por México busca plantar cara a Morena y restar la hegemonía del partido que hoy gobierna al país.

• Hidalgo es, históricamente, un bastión priista, por lo que una derrota del tricolor ante Morena daría un giro de timón a décadas del Revolucionario Institucional en ese Estado, y dentro de una coyuntura complicada para su dirigente nacional, quien pese al escándalo de filtraciones de audios se mantuvo al frente del Comité Ejecutivo Nacional.

• Tamaulipas es la Entidad con mayor violencia. Un Estado gobernado actualmente por el PAN, pero que podría sufrir un fuerte revés frente a la alianza de Morena, el PT y el Verde Ecologista.

• Quintana Roo siempre se ha mantenido en una disputa histórica entre el PAN y el PRI. Esta vez, el partido del presidente López Obrador se erige como el rival a vencer.

• Oaxaca también ha sido un estado con alternancia, y en donde el partido Morena compite con muy serias posibilidades de ganar.

Por lo que respecta al partido Movimiento Ciudadano, tiene candidatas y candidatos en cada Estado en disputa, sí, pero de acuerdo con las proyecciones de casas encuestadoras, sus posibilidades de ganar son prácticamente nulas. Su juego en estos comicios es un intento por consolidar la efervescencia de la marca a escala nacional, pero al mismo tiempo será un factor de división del voto.

El partido Morena debe ganar sólo dos Estados para igualar el escenario de la última vez en la que el PRI “pintó de rojo” al país y gobernó 20 de 32 Entidades, lo cual sucedió en 2016. Y el próximo año, dos bastiones más del partido tricolor estarán en disputa: Coahuila y el Estado de México.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here