La Primavera formó a Guadalajara
Fotografía: Arturo Campos Cedillo
Guadalajara, Jalisco.

Los incendios en los bosques de Jalisco llaman a la puerta y esta semana se dieron los primeros cuatro, uno de ellos en el Nixticuil y los otros tres en predios cercanos al Bosque La Primavera, los más afectados en temporada de estiaje y acechados por la mafia inmobiliaria, de acuerdo a lo que denuncian colectivos.

De hecho, en el último de los siniestros el Colectivo en defensa del Bosque del Nixticuil asegura que el velador del predio confesó ante autoridades haber recibido órdenes de encender el fuego.

Fue sofocado rápidamente y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) se encargó de los otros tres, pero sin duda alguna viene la temporada más difícil, donde en los últimos 11 años hemos acumulado en Jalisco siete mil 497 incendios forestales.

La diferencia es impresionante cuando comparamos los 192 siniestros reportados en 2010 a los mil 031 de 2021: el peor año para la masa verde de la Entidad.

Junto con 2021, en cuanto a número de siniestros, 2016 es de los mas malos, ya que entonces se registraron 991. Desde 2011 hasta ahora, sólo en 2014 hubo menos de 500.

Y es justo el Bosque La Primavera el más castigado en ese plazo: 463 incendios en esos 11 años, casi 28 mil hectáreas afectadas, más de 90% de su área natural protegida con daños.

Sólo en 2021 fueron 56 incendios y la afectación en La Primavera fue de nueve mil 952.65 hectáreas.

Colectivos ya esperan la presentación de un plan para vigilar los bosques, desincentivar las quemas supuestamente controladas para la siembra y a quienes intencionalmente les prenden fuego para el cambio de la vocación de la tierra, de área verde a la construcción de más fraccionamientos.

Víctor Chávez Ogazón

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here