Fotografía: Rocío López Fonseca
Guadalajara, Jalisco.

Aunque para algunos ha sido un viacrucis conseguir pruebas para detectar COVID-19, ya sea porque no hay citas disponibles de manera inmediata, tanto en los laboratorios públicos como privados, además para recibir el resultado de sus pruebas, algunos hasta tres días, hay otros que corren con más suerte, como Iván Dueñas, quien acudió al módulo que se ubica en la Estación Basílica de la Línea 3 del Tren Ligero, que por cierto tenía poca gente:

“Yo acabo de realizarme aquí la prueba, la verdad está muy bien porque prácticamente nos acaban de decir, en menos de media hora, cuál es nuestro resultado. Afortunadamente soy negativo; bueno, soy positivo en mi personalidad, pero soy negativo en la prueba”.

Otra persona que acudió a realizarse la prueba en el mismo módulo, Karina Alfaro, también ha corrido con suerte cada vez que se ha realizado una prueba, porque, dice, ya lleva varias:

“Me dijeron que eran gratuitas y me dijeron que no había mucha gente. Entonces, quise venir a hacérmela y me ahorro algo de dinero. La verdad yo no he tenido problema para que me den cita al laboratorio, la hago mi cita un día y al otro día voy a presentarme para hacerme mi prueba”.

Sin embargo, usuarios de redes sociales han denunciado que los laboratorios han abusado del precio de las mismas pruebas, que se han incrementado de manera considerable porque un examen de anticuerpos puede costar desde mil 700 pesos hasta tres mil 500 pesos.

Ante esta saturación, la Universidad de Guadalajara instaló otro módulo de pruebas PCR al lado del MUSA, sobre la Avenida Juárez, frente a Rectoría, a donde se puede acudir previa cita al 33-3540-3001.

El modulo estará dos semanas y tiene capacidad de procesar entre 300 y 400 pruebas diarias.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here