Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Desde ayer, la Universidad de Guadalajara (UdeG) comenzó a implementar el Protocolo para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia de Género (PPASE): un instrumento que busca poner fin a los casos de violencia de género en los que el presunto agresor y la víctima formen parte de la comunidad.

La casa de estudios detalló que este protocolo se aplicará en todos los centros universitarios, y que su meta es “transformar la cultura que origina la violencia de género en la comunidad universitaria”.

Érika Loyo Beristáin, jefa de la Unidad Para la Igualdad, destacó que esta herramienta es resultado del esfuerzo de “todas las mujeres universitarias –académicas, estudiantes y administrativas– que han levantado la voz en su lucha por el respeto a la igualdad de género y los derechos humanos”.

Las víctimas serán atendidas por psicólogos con perfil socioeducativo y trabajadores sociales encargados de dar atención a los casos, y quienes además tienen certificación en el manejo de violencia de género, lo que convierte a la UdeG en la primera universidad en contar con este servicio.

Se precisó que en el Sistema de Educación Media Superior (SEMS), los orientadores educativos serán quienes atiendan a los integrantes de cada plantel para fungir como primer contacto de las víctimas de violencia.

Para denunciar de manera digital, los interesados pueden acudir a la plataforma www.igualdad.udg.mx.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here