Fotografía: Parque Rojo/Twitter "@GuadalajaraGob".
Guadalajara, Jalisco.

Tras una denuncia hecha a través de redes sociales de una mujer con una discapacidad motriz que se nombra como “Des Molina” en Facebook, se dio a conocer que en el Parque Revolución, mejor conocido como “Parque Rojo”, un grupo de mujeres se ha apropiado de un sector de este espacio público, en el que cada sábado se ofrecen diversas mercancías como ropa, calzado, accesorios y arte urbano, entre otras cosas.

Narra que, al rodar en su silla de ruedas junto con su pareja transexual, tres mujeres les cerraron el paso y, con amenazas, les pidieron abandonar la zona por el hecho de que era un lugar “sólo para mujeres”.

Rato después, más mujeres se sumaron hasta llegar a 20, quienes agredieron verbalmente a las visitantes hasta que llegaron las agresiones físicas. Así es como describe al momento que sucedieron los hechos mediante un video, cómo le cierran el paso y las obligan a abandonar el lugar.

Lo cierto es que este parque, que era conocido por ser un lugar de encuentro y de diversidad cultural por diversos grupos de convivencia y de las llamadas “tribus urbanas”, se ha convertido en un tianguis sectorizado y ahora ha sido “tomado” por este grupo de mujeres.

Consultado al respecto, el alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, reconoció que a mes y medio de haber tomado protesta, no conocía de esta situación.

El Parque Revolución luce consignas en sus paredes, alusivas al feminismo y a diversos abusos que han sido ya consignadas mediante este arte urbano.

Sin embargo, esta no es la primera ocasión que mediante las redes sociales describen este tipo de hechos, como el que mujeres, de manera violenta, impiden el paso a hombres en cierto sector del concurrido espacio público.

Iván De León Meléndrez