Ocotlán, Jalisco

Con el propósito de evitar la pérdida de hectáreas de producción agrícola en el municipio de Ocotlán, la dependencia de Desarrollo Rural del municipio lanzó una serie de recomendaciones a los ejidatarios, delegados y comisariados de la zona para la prevención de los espacios como para la reparación del daño mediante distintos programas del estado, lo anterior dado a que encima está el temporal de lluvias de este año.

Manuel Patiño Martínez, titular de la dependencia de Desarrollo Rural, mencionó que las causas más frecuentes para la inundación de las parcelas y por ende pérdidas de producción, es porque las vías de paso se encuentran obstruidas, a causa de la poca limpieza de la mismas, por lo que es recomendable que cada cierto periodo, se esté rehabilitando dicha apertura, anunció el representante.

“Mantener sus canales en buenas condiciones en cuanto a limpiarlo para que con la ocurrencia con lluvias que se han estado presentando, los canales tengan una suficiente capacidad de conducir el agua hacia otros canales más grandes y estos desemboquen, ya sea directamente al río Zula o río Santiago porque tenemos unidades que desemboquen en ambos ríos”.

Añadió que la causa principal de la acumulación de agua es porqué los canales que conectan con las parcelas, concentra una acumulación considerable de tierra, que es dejada a propósito por los mismos productores para hacer re uso, o en su defecto, ser vendida a los demás agricultores para que tenga el mismo fin, lo que causa que se atasque el vital líquido en el terreno y por consecuencia descomponga el mismo, argumentó el titular de la dependencia.

Patiño Martínez señaló que para evitar que las parcelas se inunden con mayor facilidad, fue necesario hacer gestión con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) para mantener abiertas las compuertas de los ríos Santiago y Zula, que tiene alrededor de un mes y ha disminuido hasta en un 30 por ciento de su cuota anterior, para que desemboque al Lago de Chapala y evitar la acumulación sobre los ejidos de la región.

“Han estado abiertas desde el principio de que se presentaron las primeras lluvias, y vemos que los niveles de los ríos que se empezó a elevar  y empezaron abrir las compuertas, y eso ha evitado que a esas fechas se eviten daños en las áreas habitacionales como es la de San Martín de Zula que sufre las consecuencias cuando el nivel del río es alto, además de los mismos terrenos”.

Otra de las alternativas que han recurrido con mayor frecuencia, son a los trabajos de las máquinas trituradoras de lirio, ya que mediante su uso, la acumulación de la planta va cuesta abajo, lo que provoca la disminución de los niveles y permita mayor fluidez del agua para desembocar al lago más grande de México.

En caso de que las parcelas resulten dañadas a causa de la acumulación del agua, los productores podrán recurrir al ‘Seguro Agrícola Catastrófico’, un programa que promueve el gobierno del estado en conjunto de SAGARPA para la reparación del daño, que consiste en un incentivo por cada hectárea afectada; sin embargo, aún se desconoce el número que se le ofrecerá al beneficiado.

Cabe indicar que el año pasado, fueron afectadas alrededor de 480 hectáreas que fueron dañadas en el municipio, de las cuales, se pudieron rescatar 100 mediante el programa del Seguro Catastrófico.

Por Iván Ochoa

 

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here