Foto: Juan Carlos Salcido.
Ocotlán, Jalisco. 

Para cumplir una de las promesas de campaña más sonadas por parte del actual presidente municipal de Ocotlán Paulo Gabriel Hernández, fue aprobada para turnar a comisiones durante una sesión de cabildo extraordinaria el día 12 de junio, la propuesta de ratificación de mandato, que busca medir la aprobación de la ciudadanía hacia la actual administración municipal. El primer edil explicó durante la sesión, en qué consiste el proyecto de ratificación:

“Propone que en el municipio se reconozca el mecanismo de participación social de ratificación de mandato, a través de un ordenamiento municipal en el que se dé certeza jurídica al ejercicio en el que se contemple la posibilidad de que, el que suscribe, de forma oficiosa, someta a la evaluación del desempeño que Ocotlán merece.”

La comisión a la que se turnará la propuesta es a la de puntos constitucionales, quienes decidirán si la modifican, aprueban o finalmente desechan.

Sobre el mismo tema, el presidente municipal explicó por qué razón se decantó por la ratificación de mandato, en lugar de la revocación, aduciendo que es por lo poco accesible que es para la población, por los muchos requisitos que necesita, entre los que destaca que el cinco por ciento del padrón lo solicite, que haya razones justificadas para revocar al funcionario público en cuestión y finalmente que la totalidad de los votantes que participaron en la elección lo vuelvan a hacer:

“Vistos, los diversos requerimientos constitucionales de procedencia puede aducirse que el procedimiento de revocación de mandato, resulta de difícil acceso para la ciudadanía. Ante todo, por el hecho de no estipularse en la ley la posibilidad de que sea la misma autoridad electa, quien por voluntad propia se someta al ejercicio de evaluación.”

Sin embargo, de acuerdo con el presidente del Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC), Guillermo Alcaraz Cross, en una entrevista anterior sobre el mismo tema, la figura de ratificación de mandato no existe propiamente dicho, por lo que aún realizándose el ejercicio, no habría obligación por ley para que el primer edil abandonara su cargo; sólo mediante la revocación, ya que el instituto lo obligaría.

Por Juan Carlos Salcido. 

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here