Ocotlán, Jalisco

La Estancia Día de Voluntarias Vicentinas A.C. ubicada en la calle Glafira Bravo, es un área de descanso para adultos mayores en donde se les brinda alimentos, actividades físicas y dónde se busca dar a personas de este grupo poblacional una digna calidad de vida. Esta es administrada por el grupo de Damas Voluntarias Vicentinas de Ocotlán,  asociación de mujeres laicas, católicas comprometidas con la sociedad que brindan su servicio a adultos mayores en situaciones de marginación.

 Actualmente cuentan con trece personas dentro de la estancia, pero se tiene una capacidad total para 20. Anna Maria Chapa Garza, presidenta de la asociación comentó los beneficios  que tiene llevar a las personas de la tercera edad a un sitio como el que ellas administran:

“Esta estancia es algo muy bonito porque estamos dando un servicio para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, es una guarderia de abuelitos en la cual no es nada mas venir y dejarlos, aqui dejamos una serie de actividades para que ellos tengan mejor calidad de vida, desde darles desayuno, comida, darles actividades recreativas, cognitivas”.

Entre las actividades que se realizan son estimulación cognitiva y motora para que el adulto mayor tenga una pauta para mejorar su calidad de vida además de brindar la autonomía del adulto mayor evitando que con el sedentarismo y aislamiento este pierda sus capacidades al entrar en esa etapa de su vida.

Para poder entrar a la institución, se realiza habitualmente una entrevista previa por parte del área de trabajo social para conocer el entorno del paciente y discernir si es factible traerlo o no a la estancia. Los familiares pueden llevar a su adulto mayor de ocho de la mañana a seis de la tarde, para posteriormente ser recogidos a las siete de la noche y volver a sus casas.

Entre los servicios que Voluntarias Vicentinas  de Ocotlán tienen son un crematorio con costos bajos y con  recursos que se adquieren para financiar la estancia. La presidenta de la asociación invitó a mujeres del municipio y los alrededores para que el grupo crezca. 

“Tenemos en mente muchos proyectos pero somos muy poquitas señoras las que participamos en este grupo. El proyecto es muy amplio puesto que podemos trabajar con niños, adolescentes, mujeres, pero el grupo es muy pequeño, pero no podemos abarcar mucho, tenemos nada más ocho personas como vicentinas pero que bueno sería que las señoras en lugar de desaprovechar las tardes se integrarán a este grupo tan bonito porque es muy reconfortante regalar tu tiempo libre para ayudar al prójimo”.

Hay una cuota de recuperación mínima de  100 pesos que es para cubrir la comida. Los adultos mayores deben tener de 65 años en adelante y que no sean pacientes psiquiátricos debido a que se busca cuidar la integridad y seguridad de los que ya habitan en el lugar. 

Mayor información al teléfono 114 32 09 de nueve de la mañana a seis de la tarde.

Entre los requisitos que se solicitan son acta de nacimiento, IFE, CURP, certificado médico y carta compromiso que firman los familiares, la estancia está registrada ante salubridad, DIF nacional, Secretaria de Asistencia Social, Protección Civil y están regidos bajo la normatividad de cada una de ellas.

Chapa Garza señaló que la estancia cumplió dos años desde que se fundó gracias a la buena voluntad de Ocotlán y la gente del Grupo Nuño que donó tanto terreno como edificio.

Por Diego Iván Vera