Ocotlán, Jalisco

Esta mañana el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, dio a conocer mediante su página de Facebook, que la policía de Poncitlán fue desarmada e intervenida, esto luego de que, según el texto investigar distintos reportes de abusos, excesos y sospechas sobre el comportamiento de las policías municipales Poncitlán, por lo que la Comisión Ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad tomó la determinación de intervenir. 

La policía de Poncitlán se ha visto envuelta en diversas acusaciones de abusos de autoridad, en diciembre este medio publicó que dos fuentes anónimas dijeron que tres hombres y cuatro mujeres fueron detenidas sin motivo desde el día jueves 26 de noviembre de 2019, estas personas estaban retenidas un mes después en la comisaría de Seguridad Pública de Poncitlán.

También en noviembre del año pasado 21 jóvenes, al menos diez de ellos menores de edad, fueron detenidos de manera arbitraria por elementos de la Policía Municipal de Poncitlán, esto en la comunidad de Mezcala de la Asunción.

Según el informe anual de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco la Dirección de Seguridad Pública de Poncitlán ocupa el tercer lugar a nivel estatal con más quejas de entre estas dependencias, ya que tiene 74, 70 en un solo caso, las cuales fueron presentadas por habitantes de Mezcala, quienes se quejaron por los operativos de la Policía Municipal, denunciando que multan sin razón, además de que los golpean y amenazan con arma de fuego.

El Gobernador de Jalisco explicó que desde esta mañana los elementos fueron desarmados y trasladados a la Academia de la Secretaría de Seguridad para ser reevaluadas y capacitadas para el mejor cumplimiento de su deber.

A partir de hoy, contingentes de policías del Estado y de la Guardia Nacional ya atienden la seguridad de Poncitlán y mantendrán esta encomienda de forma indefinida, con el apoyo del Ejército Nacional.

Por Redacción