bebé del Hospital Zoquipan
Fotografía: Isaura López/Archivo
Guadalajara, Jalisco.

A través de un comunicado, la Secretaría de Salud aclara que el caso de la joven con sospecha de virus del mono que fue examinada durante horas y al final fue dada de alta, no cumplía con los lineamientos para ser considerada como paciente contagiada con este virus.

Explica que, al incumplir con esa definición, se buscó otro diagnóstico. En este caso, por sospecha de picadura de insecto; sin embargo, según el testimonio de la paciente, personal del hospital Zoquipan se vistió con el traje de protección como el que se usó en los primeros momentos para atender a pacientes con COVID-19, además de “rasparle” sus lesiones de la piel, procedimiento que, por cierto, la lastimó.

La dependencia también detalla que la paciente fue citada al día siguiente para continuar con estudios, pero ella dijo que no acudiría otra vez ya que “se sentía muy mal” e iría a otro hospital, ya que el trato que le dieron, dice, fue muy malo al sentirse exhibida y haberla tardado cuatro horas. Además, nunca recibió algún medicamento o ungüento para tratar los malestares que traía: fuerte dolor de cabeza, cuerpo, picazón y fiebre.

Al retirarse, la paciente no recibió ninguna indicación médica y quedaron en llamarle para darle el resultado, lo cual nunca pasó.

Para más información sobre la viruela del mono, así como sus manifestaciones, llame al Call Center de la Secretaría de Salud: el 33 38 23 32 20.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here