Fotografía: Rocío López.
Guadalajara, Jalisco.

Con rejas, y sin la posibilidad de tocar aunque sea el timbre, trabajadores de la Secretaría de Salud se manifestaron otra vez afuera de Casa Jalisco porque no han sido reinstalados. Lo único que quieren es trabajar.

Hace un año, ellos estaban en la primera línea de batalla contra COVID-19 y dando atención en sus áreas a pesar del riesgo, y este lunes fueron recibidos, ahora sí, por el director del OPD, José de Jesús Méndez de Lira en Palacio de Gobierno, detalla la trabajadora social, Liliana González:

“Nosotros seguimos tocando puertas, ahora sí que necesitamos que el día de mañana ya nos reincorporen a nuestro lugar de trabajo, sobre todo tienen la premura porque tienen pacientes citados para febrero, si muchos compañeros, sobre todo los que atienden consulta externa, tienen agenda con personas citadas para el día de mañana”.

Lo más grave es que tienen pacientes agendados ya para febrero y no saben si regresarán a continuar con sus procesos terapéuticos:

“Ahorita tenemos un aproximado al mes de consulta externa de 40, a 45 pacientes. -¿Usted sola?- Pero también hemos tenido que tomar otras medidas por la pandemia, la población se ha visto con mucha necesidad, tenemos muchos casos de ansiedad, depresión, por toda la situación hemos tenido que limitar un poco la consulta externa por esta situación. Y aun así, nosotros intentamos jalar gente, nosotros que terminamos contrato el 15 de diciembre, ya tenemos personas agendadas para febrero pensando en nuestro regreso, son personas que ya tienen casi dos meses esperando su cita”.

Son 400 trabajadores de varias áreas y servicios los que están sin trabajo desde el 15 de diciembre, de atención directa a los pacientes, lo único que quieren es volver a trabajar y lograr un poco de certeza laboral.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here