Fotografía: Rocío López.
Guadalajara, Jalisco.

Hablar de lactancia durante el duelo de haber perdido a su hijo antes, durante o después del parto es un tabú, pocas veces los profesionales de la salud hablan sobre ello, ante el sufrimiento de la madre algunas veces los médicos optan por decidir por sus pacientes y les recetan medicamentos para inhibir la lactancia, sin embargo, esto no siempre es lo mejor.

La tanatóloga y especialista en duelo gestacional, Georgina González explica que las mujeres que tienen sus pechos llenos, peros sus brazos vacíos tienen opciones y no siempre es la que deciden sus médicos:

“Primero una inhibición farmacológica explicando pros y contras de este medicamento, viendo que puede tener un impacto en lactancias posteriores, tomar en cuenta que no esté lactando a otros hermanitos, porque esto puede dificultar todavía más toda la atención y el peso al camino de duelo, otra de las opciones es la inhibición fisiológica en la cual se extrae solo una pequeña parte de la leche para brindar confort y que se evite una mastitis o un congestionamiento y los senos puedan provocar incomodidad en esta mamá. Lo ideal es que quien brinde esta asesoría y acompañamiento sea una asesora en lactancia certificada y familiarizada en temas de duelo gestacional y perinatal”.

Pero hay una tercera opción que aunque pudiera sonar rara existe y hay cada vez más mujeres que cuando la conocen optan por ella, ésta es la donación de su leche para bebés que perdieron a su mamá o que son prematuros y sus mamás no pueden alimentar:

“Una tercera opción que sabemos no es para todas, sin embargo actualmente hay un alto índice de mujeres que optan por esto, que es la donación. Son importantes las donaciones de estas mujeres porque se dan principalmente para bebés prematuros. De pronto nos dicen como crees que voy a sugerirle que done su leche si su bebé falleció? tal cual como les pedimos con toda el acompañamiento, contención y la intervención de un equipo multidisciplinarios a unos papás que su hijo falleció y se les pide que puedan ser donadores de órganos o tejidos. Es muy valiosa esta aportación que se hace”.

A partir de la semana 16 de gestación y si se desprende la placenta por un parto prematuro comienza el proceso de la producción de leche por lo que se si llega a perder a su bebé podría tener pérdida de leche y la mujer tiene que ser atendida para evitar complicaciones a corto y largo plazo:

“Durante esta semana y durante el mes de octubre se hace hincapié de los beneficios que la lactancia materna tiene para prevenir el cáncer de seno, sin embargo cuando nuestros bebés fallecen nos dejan en el olvido y es como si todos esos beneficios psicoemocionales y físicos que tiene el tema de lactancia pasaran a segundo plano. Es un tema difícil, delicado, pero por eso es importante capacitar al personal sanitario”.

Para más sobre este duelo de “pechos llenos, brazos vacíos” se puede contactar a asociaciones como Duelo Respetado en sus redes sociales como en twitter.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here