Fotografía: Elizabeth Ibal/El occidental
Guadalajara, Jalisco.

Decididos a quedarse, llegaron al centro de Guadalajara pepenadores y sus familias, respaldados de camiones recolectores de basura. Quieren que les cumplan, que les de un espacio digno donde puedan trabajar y les ayuden, porque nada de esto se ha cumplido.

Primero arribaron unos 250 de ellos, solo insisten en que hay acuerdos firmados y las autoridades no han buscado su cumplimiento. “Nos dicen que andan de gira y no hay quien nos atienda, por lo que vamos a esperarlos”.

Ellos estuvieron en diálogo con el gobierno estatal desde que se cerró el predio del vertedero de los Laureles.

Ahora el fin de semana pasado les redujeron el espacio del vertedero de Matatlán, al clausurar una parte del predio.

Dicen que han accedido a todo, aún cuando esto representa una baja en sus ingresos y golpea a la economía a su familia, pero en cambio la autoridad no ha cumplido “y es falso que nos hayan dado apoyos o despensas”, comentó el líder de una de estas agrupaciones.

Llevaron la manifestación a otro nivel cuando extendieron el bloque de la calle Corona hasta la avenida Hidalgo, donde se cruzaron para no dejar pasar los vehículos.

Más tarde se les sumaron unos 20 camiones recolectores de basura con lonas que contienen leyendas exigiendo una resolución definitiva.

Fue cerca de las 17:00 horas y cuando los camiones circulaban a vuelta de rueda por la avenida Juárez, reteniendo el tráfico, cuando salieron de la Subsecretaría de Gobierno y les dieron a conocer que una comisión de diez personas, bajo lista, serían recibidas.

Víctor Chávez Ogazón

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here