Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

A la expectativa y con cierta tranquilidad es como deberán observarse los mercados internacionales en las próximas semanas, en relación al reciente conflicto bélico que se registra entre Rusia y Ucrania. Esa es la previsión de Luis Miguel González, director editorial del diario El Economista y licenciado en Economía por la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Dijo que es importante recordar que Rusia es una de las principales potencias mundiales, sobre todo en mercados como el del petróleo, pues es el segundo exportador de este hidrocarburo en el mundo. Además, su producción de trigo es una de las más significativas en el comercio internacional, por lo que podrían observarse incrementos en estos productos.

“Rusia es un jugador importante del mercado del petróleo, es el segundo exportador de petróleo en el mundo y, en la medida que haya decisión de Occidente, que limiten las exportaciones rusas, veremos cómo fluirá el precio del petróleo y lo que pasa con el gas natural, y hay otros dos productos (de los) que se habla poco: uno son los fertilizantes, que también Rusia es un jugador importante, uno de los mayores proveedores del mundo; y el trigo, que todo mundo sabe tiene que ver con los productos de consumo cotidiano, como el pan y la harina, por ejemplo, para las pizzas. ¿Qué tan profundo será para bolsillo y para la economía mexicana? Dependerá tanto de la duración del conflicto o de las medidas que Occidente tome para sancionar a Rusia”.

En relación al comportamiento del peso frente al dólar, no se registran afectaciones, pues aún hay algunas incógnitas que deberán resolverse, principalmente por las decisiones que se tomen desde Occidente frente al ataque de Moscú en Kiev.

Actualmente, abundó, la economía de Ucrania es considerada como “mediana”, posiblemente comparable con la de Argentina, en América Latina, y su impacto es de carácter más regional, mientras que Rusia sí es una potencia, pero aún no ha desarrollado todas sus posibilidades, pues su crecimiento se centró en la milicia y la geopolítica.

Para Luis Miguel González, además de las afectaciones económicas es importante poner atención a los efectos sociales que trae consigo una guerra, pues considera que:

“Los mercados, en el primer día, muestran una tranquilidad sorprendente, una actividad que refleja… no sé si sea la palabra optimismo, pero cuando menos no pánico. Evidentemente, esto es apenas el primer capítulo; es muy pronto decir qué va a pasar con los mercados, pero, insisto, este jueves vimos que hubo caídas muy fuertes y en algún momento después del mensaje de (Joe) Biden, vimos la recuperación”.

Henry Saldaña

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here