Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Laura tiene 12 años. Ella iba a una primaria de la Colonia El Briseño, en Zapopan, pero cuando por primera vez tuvo su menstruación dejó de ir.

¿La razón? Ella tiene cuatro hermanos y no tiene dinero para comprar toallas sanitarias, por lo que durante su período ella prefiere no ir a la escuela.

Laura forma parte del 24 %de deserción escolar por motivo del ciclo menstrual, lamenta la diputada Daniella Hernández:

“Existe una tasa de un 24 por ciento de deserción por parte de niñas y adolescentes por no tener, número 1: información de cómo vivir su período menstrual. Numero dos: insumos para la gestión menstrual”.

Esta semana podría ser aprobada en el Congreso de Jalisco una iniciativa que incluso propone llamar a este tipo de gestión Salud Menstrual, explica la diputada:

“Es una serie de reformas que contempla la ley de Salud y de Educación, para que sea universal la gratuidad de productos, sobre todo en una primera etapa para niñas y adolescentes de primaria y secundarias, porque existe un gran rezago educativo para las niñas y adolescentes cuando están en su periodo menstrual”.

Lamenta que, a estas alturas, todavía existan tabúes, bullying y tan poca información adecuada para las niñas que comienzan con esta nueva etapa en su vida.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here