Terrenos Aeropuerto
Fotografía: Celia Niño
Guadalajara, Jalisco.

Sigue la lucha por recuperar el dinero de terrenos expropiados a particulares para ampliación del aeropuerto.

En esta ocasión es el caso del señor José Prisciliano Jarero quien desde hace más de 50 años busca que el Instituto de Pensiones de Jalisco y el Grupo Aeroportuario del Pacífico le paguen los cerca de mil millones de pesos que le deben por el uso de sus tierras. Donde actualmente se ubica el 70% de la zona de las plataformas de abordaje en el Aeropuerto Internacional de Guadalajara y los 10 mil metros que también quieren apropiarse para la ampliación de la terminal aérea.

A decir de José Prisciliano, catastro de Tlajomulco le sigue cobrando un oneroso impuesto del predial, muestra inequívoca de la propiedad de buena parte de los terrenos del aeropuerto.

“Puedo yo mostrarles que hasta en la actualidad, hace poco reconocieron el mismo Catastro y me están cobrando el predial, bastantes millones de pesos”.

¿En qué año le cobran el predial? “Bueno de los últimos cinco años”

¿O sea le siguen haciendo el cobro actualmente como si fuera de usted el aeropuerto? “pues sí señor, es porque además el supuesto decreto de expropiación, yo se los puedo enseñar que ningún capítulo de la ley de expropiación cumple conmigo”

A diferencia del grupo de ejidatarios de El Zapote, a quienes también les deben el pago de sus tierras expropiadas para la edificación del Aeropuerto Internacional de Guadalajara. Al señor José Prisciliano no lo contemplan en las negociaciones y tampoco le han pagado un solo peso por las tierras que él de buena fe aceptó vender cuando el entonces gobernador de Jalisco era Francisco Medina Ascencio en el período de 1965 – 1971.

Ya es un hombre adulto mayor, tiene 85 años y teme que con la nueva intención de quitarle más terrero de su propiedad, que actualmente ya se adjudica en el Instituto de Pensiones, la autoridad Federal y estatal le apuesta a que la vida no le alcance para llevar a buen término su lucha por el pago de lo que es suyo.

Celia Niño