Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Durante tres días, del viernes 8 al domingo 10 de enero, la Secretaría de Transporte supervisó a 652 unidades de transporte público y aplicó 44 multas, por no usar o traer mal colocado el cubrebocas.

En el parque Revolución, donde está la terminal de las rutas 626 y 629, personal de la Dirección de Supervisión al Transporte Público sancionó al operador de la ruta 626 U-22, porque el chofer hablaba por teléfono celular, con manos libres, mientras conducía. Además, no traía puesta la mascarilla.

Luis Alberto, conductor de la ruta 626, dijo que él sí trae el cubrebocas mientras conduce. Sin embargo, se quejó de los usuarios que no cumplen con esa medida preventiva de salud.

“Pues nomás usan el cubrebocas para subirse, pero se suben y se lo quitan. Les vale. No entienden. Yo no les comento nada, porque a veces, la gente se pone agresiva. Si se lo quitan, yo no les digo nada, al rato, la bronca es para uno. Sí tengo miedo de contagiarme, ¿tú crees que no?, de que tiene uno temor, sí, pero qué hace uno”, manifestó.

El operador de la ruta 626 refirió que varios de sus compañeros se han contagiado, por eso, en lo personal, él sí acata la regla.

Por su lado, la señora Hilda Palacios Estrada, afirmó que hay mucha irresponsabilidad entre los pasajeros de las rutas regulares, porque en las líneas del Tren Ligero hay mayor vigilancia y por eso sí se cumple con portar el cubrebocas.

“Sí lo traen, pero yo he visto que en la ruta 59 muchos no lo traen. Es la ruta que yo agarro más. Claro que me da miedo contagiarme, por eso traigo tres cubrebocas en mi bolsa, por lo mismo, me bajo de un camión y me cambio el otro”, expresó.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here