Fotografía: Ignacio Pérez.
Guadalajara, Jalisco.

Tras la violencia que afecta la zona Norte de Jalisco, la Secretaría de Seguridad del Estado reforzará la presencia policial en el área.

Este nuevo intento de pacificar la zona se da a unos días de que la Policía del municipio de Ojuelos se enfrentó a balazos con civiles armados, además de un decomiso de cartuchos útiles de diferentes calibres que realizaron las fuerzas armadas.

En un comunicado, la dependencia estatal de seguridad publica informó que el nuevo despliegue de seguridad comprenderá un incremento en la frecuencia de los patrullajes y recorridos de vigilancia de la Comisaría de la Policía Regional de manera permanente en los municipios limítrofes, esto con la finalidad de brindar protección y atención a las comunidades de la zona Norte de Jalisco.

Dichos recorridos serán estratégicos y, según se indicó, en coordinación con los tres órdenes de Gobierno, por lo que habrá colaboración con las autoridades municipales y las fuerzas federales.

Henry Saldaña