Fotografía: Gobierno de Jalisco.
Guadalajara, Jalisco.

La empresa proveedora del software y la tecnología para el programa de verificación responsable y que ha recibido cinco pagos sin que aún se consiga que el trámite sea obligatorio, fue favorecida con una extensión de contrato por 19 años más, según resolvieron el fin de semana pasado, los diputados locales.

La empresa Worldwide Environmental Products mejor conocida como WEP recibe  99 pesos con 76 centavos por cada automotor y se tenía calculado que en el 2021 realizaría más de 808 mil verificaciones, pero apenas se hicieron 8 mil sobre vehículos oficiales.

Abraham Gobel, representante de talleres de Jalisco, explica al respeto:

“Los diputados que les vamos a compartir la votación son los que empeñaron el futuro de Jalisco por 19 años con estos verificentros supuestamente para que el el empresario que es web pudiera tener el retorno de inversión, no señores no fue eso porque a esa empresa ya se le está pagando con dinero público”.

Y sí, además de lo que gana por cada auto verificado, hasta ahora, al mes de mayo pasado se reporta que a la empresa le han pagado 2 millones 360 mil pesos.

En cambio, el representante de talleres de Jalisco, Abraham Gobel, advierte que el objetivo es otro, ya que en la última licitación los empresarios de Jalisco y de otras partes del país mostraron poco interés para invertir en centros de verificación; además de que al gobierno estatal cada vez le falta menos tiempo para echar a andar el programa que pareciera estar condenado al fracaso:

“Darle 19 años para que la iniciativa privada pueda entrarle a los verificentros, porque de los 15 años que ya tiene el programa, ya se gastaron tres y para invertir 30 millones de pesos, no les conviene con los pocos años que les quedan, entonces la última licitación que se lanzó a nadie le interesó. Por eso el gobernador dijo a ver, déjame, déjame manipular a mis gatos diputados para que me aprueben el negocio y abrimos la licitaciones y puedan tener ahora sí, la atracción a la iniciativa privada”.

El caso es que insisten en darle oxígeno al programa de verificación responsable, cuando lo que le falta respirar a los habitantes de la Zona Metropolitana es un aire de buena calidad.

Víctor Chávez Ogazón

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here