Fráncfort, Alemania.

El tribunal deportivo de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) condenó hoy al Borussia Dortmund al cierre de su famosa tribuna sur durante un partido de la Bundesliga y al pago de una multa de 100 mil  euros (107 mildólares) como castigo por los desmanes e insultos de sus aficionados en el duelo jugado hace unos días contra el Leipzig.

Esta era la pena que el comité de control de la DFB había solicitado hace tres días después de que la hinchada del Borussia desplegase un sinfín de pancartas ofensivas hacia el Leipzig, arrojase objetos al campo e irritase a los jugadores con punteros láser en el partido disputado el pasado 4 de febrero.

La clausura de la entusiasta tribuna se llevará a cabo el próximo sábado, coincidiendo con la fecha 21 de la Bundesliga, día en que el el conjunto alemán medirá sus fuerzas ante el Wolfsburgo.

La tribuna sur del Dortmund, también conocida como “el muro amarillo”, está considerada como el corazón del estadio Signal Iduna Park. De su importancia y del significado que tiene para la afición da cuenta un documental televisivo de hora y media de duración titulado “Wir die Wand” (“Nosotros, el muro”).

Con sus 100 metros de ancho y 40 metros de altura es presumiblemente la mayor tribuna de pie del mundo. Tiene aforo para 25 mil personas y es el lugar preferido por los fans más entregados del club pero también por aquellos más problématicos. De hecho, suele ser el lugar en el que se acomodan los ultras.

Este domingo, en vísperas de que se anunciase el fallo del tribunal deportivo de la Federación Alemana de Fútbol, el entrenador del equipo, Thomas Tuchel, calificó la más que probable condena como “un drama”.

“Estamos hablando de la tribuna por antonomasia de Europa y quizás del mundo, de un lugar muy especial para el mundo del fútbol que tiene una especial fuerza simbólica”, apuntó el técnico en declaraciones al grupo mediático alemán “Funke”.

Durante el partido que el Dortmund ganó al Leipzig por 1-0 por la fecha 19 de la Liga alemana se produjeron ataques por parte de ultras del Dortmund a seguidores del Leipzig, incluidos mujeres y niños. Las agresiones no son investigadas por la DFB porque tuvieron lugar fuera del estadio, donde no tiene jurisdicción.

“Después de las pancartas y los cánticos ofensivos registrados en el partido contra el Leipzig parece más bien ‘el muro de la vergüenza'”, publicó el diario alemán “Bild” tras los incidentes.

No es la primera vez que la afición del Dortmund crea problemas por su mal comportamiento. El club también fue sancionado en varias ocasiones por el uso de artefactos pirotécnicos en su estadio.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here