Arbitrajes CFE
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

Las diferencias entre el Gobierno de México y las empresas privadas en torno a un millonario contrato por un gasoducto afecta de forma negativa al sector energético mexicano, consideró hoy viernes la calificadora Moody’s Investors Service.

En un reporte especial, la agencia dijo que el diferendo entre la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el consorcio Infraestructura Marina del Golfo podría socavar la confianza de los inversionistas.

“Esto también es negativo para CFE, ya que desincentiva futuras alianzas con el sector privado para desarrollar infraestructura”, dijo.

“Si bien el Plan Nacional de Desarrollo (PND) de México establece explícitamente que se respetarán estos tipos de contratos, el inicio de la CFE a esta disputa legal es significativamente negativa en términos crediticios para el sector energético porque socava la confianza del mercado y de los inversionistas”, agregó.

La CFE envió el pasado 24 de junio una solicitud de arbitraje a la sociedad conformada por la mexicana IEnova y la canadiense TC Energy, con la que busca la nulidad de ciertas disposiciones del contrato de servicios de transporte del Gasoducto Marino Sur de Texas-Tuxpan, construido por el consorcio y valuado en más de 2 mil 500 millones de dólares.

El gasoducto, cuya construcción terminó el pasado 11 de junio pero no está en operación, fue una obra licitada en la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, y busca aumentar la capacidad de importación de gas natural desde el sur de Estados Unidos hacia el centro y sur de México hasta en un 40%.

La licitación también forma parte de la reforma energética impulsada por la administración anterior, a la que el actual mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se ha referido como “una gran mentira”, al considerar que ha fallado en cumplir con sus objetivos.

La reforma al sector está dirigida a permitir la participación de capital privado en algunas áreas que estaban reservadas para el Estado, ante la falta de recursos para impulsar proyectos de inversión por parte de CFE y Pemex.