México suma 24.975 nuevos casos de covid-19, máximo reporte en la pandemia
Fotografía: EFE/ David Guzmán
Guadalajara, Jalisco.

A dos años de que se confirmaron los primeros casos de COVID-19 en Jalisco, todavía hay muchos pendientes qué abordar por parte de los gobiernos, tanto federal como estatal.

Por un lado, se encuentra la vacunación contra el SARS-CoV-2 a los niños a partir de los 5 años, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Gobierno federal se ha negado a darle luz verde a esta posibilidad.

Desde marzo de 2020, y hasta la fecha, se han contagiado 19 mil 590 menores de 15 años y han muerto 43 adolescentes, lamenta la directora general de Salud Pública de la Secretaría de Salud, Gabriela Mena Rodríguez:

“En todos los grupos, desde cero hasta 15 años, han sido esas 43 defunciones confirmadas por COVID-19. Desafortunadamente, la gran mayoría de estos decesos tenía una comorbilidad importante, los menores alguna inmunosupresión, alguna cardiopatía o alguna otra afectación que les condicionaba un poco de mayor riesgo”.

También adelantó que en abril se analizará la pertinencia de la continuidad de los macromódulos para vacunar contra COVID-19, ya que la demanda ha disminuido de manera considerable. A decir de la directora de Salud Pública, 68% de la población tiene ya esquema completo, sin contar la tercera dosis de refuerzo:

“Su pertinencia y de si migraremos a otra posibilidad de módulos permanentes en los municipios, donde la gente pueda seguir accediendo a un esquema porque aún tenemos un 16 por ciento que no se ha vacunado y todavía tenemos otro porcentaje de cumplir esquemas, donde la gente pueda acercarse a iniciar un esquema, a completarlo o a reforzarse según aplique”.

Por otra parte, reconoció que a dos años de la pandemia y con lo que se ha aprendido también se tiene que tomar más en serio a las secuelas post covid.

“Es el momento de comprender, de analizar y de ver qué va a pasar. Desde a quien se le cayó el cabello, desde quien tiene alguna alteración en la memoria, desde quien tiene fatiga y no lo asocia a COVID-19, quien se siente muy cansado, falta de respiración; es decir, no sólo son síntomas respiratorios, es un abanico total de posibles efectos de largo plazo que puede tener este COVID-19 y no sólo va a ser una especialidad, sino que serán todas las que a la par vayan viendo qué es lo que nos está dejando el COVID-19 y, obviamente, atendiendo a la población”.

Reiteró que esta pandemia llegó para quedarse y que no será la última, por lo que hay que estar preparados para lo que vendrá después.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here