La llevada y la traída
Fotografía: Celia Niño
Guadalajara, Jalisco.

La directora del documental “La llevada y la traída”, Ofelia Medina, está convencida en que la fe mueve montañas, y hará lo mismo en la virtualidad, porque ya se confirmó que, por segundo año consecutivo, La Romería no convocará a los cientos de miles de feligreses y se quedará en una invitación virtual para acompañar a la distancia el recorrido de la Virgen de Zapopan

“Lo lamentamos profundamente, pero también tengo la certeza de cómo sé que la fraternidad también la tiene, de que la tradición no va a morir. Así lo dice la película porque lo sentimos, lo vimos, porque la fuerza de la gente está viva”.

La actriz y directora, acompañada por parte del equipo que ayudó en la elaboración de “La llevada y la traída”, compartió algunas memorias de lo que representó filmar este documental, que no tiene como línea principal el discurso religioso pero sí el impacto y trascendencia social de la Virgen de Zapopan y su Romería, entre cientos de miles de personas que se congregan alrededor de este evento anual, como los danzantes o toda la economía popular que se sostiene de las visitas de la Virgen a los diversos barrios de la ciudad.

El documental se comenzó a filmar en mayo de 2019 y concluyó en octubre de ese mismo año, aunque un pequeño grupo del staff regreso a grabar la Romería en 2020, el primer año en que se llevó a cabo en la virtualidad. En la cinta se observa una contundente imagen comparativa de la Romería convencional y la Romería en la virtualidad.

Todavía hay fechas de proyección de este documental, dentro de las pantallas del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) y la noche de éste martes se llevará una función a los Arcos de Zapopan en punto de las 19:30 horas.

Celia Niño

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here